Los pronósticos para la economía argentina en 2019

Fernando Laborda
Fernando Laborda LA NACION
(0)
28 de diciembre de 2018  • 00:56

La peor noticia con la que termina 2018 en materia política y económica para la Argentina es que el riesgo país, un indicador que durante la mayor parte de 2017 solo era seguido por los especialistas, ha vuelto a las primeras planas y a ser objeto de comentarios por parte de no pocos ciudadanos comunes.

Los 829 puntos que marcó ayer el riesgo país al cierre de las operaciones con títulos públicos constituyeron un triste récord para la gestión presidencial de Mauricio Macri. Este indicador mide la sobretasa de interés que debe pagar un país por sobre la tasa que pagan los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos, que hoy se acerca al 3% anual, y sirve para estimar en cierto modo las probabilidades de que un Estado no cumpla con sus compromisos de deuda.

Desde el Gobierno se viene insistiendo en que la suba del riesgo país, que se desprende de ventas de bonos de deuda argentinos en poder del público y de fondos de inversión, debe atribuirse fundamentalmente a la incertidumbre política de cara al próximo año electoral. "La principal pregunta que escuchamos de boca de potenciales inversores es si Cristina Kirchner puede volver al poder en 2019", señalan funcionarios de la Casa Rosada.

Tal explicación política no deja de tener sentido. No pocos empresarios exhiben pánico ante la posibilidad de un retorno del kirchnerismo. El hecho de que la tasa interna de retorno de un bono argentino con vencimiento en 2019 sea del 3% en dólares mientras que la de un bono que vence en 2020 suba al 12,5% da cuenta, efectivamente, de un temor a que la capacidad de pago de deuda del país se resienta luego de la asunción del nuevo gobierno, en diciembre de 2019, y no antes.

Sin embargo, distintos economistas señalan también a la hora de explicar la suba del riesgo país otros factores que potencian la incertidumbre. Uno de ellos es la posibilidad de que la recuperación económica sea más lenta de lo esperado, lo cual podría impactar en las perspectivas electorales, al igual que el freno a las obras públicas a partir de los programas de Participación Público-Privada (PPP) ante la falta de financiamiento. Otro factor guarda relación con la venta de títulos públicos durante las últimas semanas, en vísperas de la reglamentación del impuesto a la renta financiera, que acaba de conocerse. Y un último aspecto se refiere a un contexto internacional complicado, en función de expectativas de desaceleración del crecimiento de la economía mundial, en medio de la suba de tasas de interés internacionales y de la guerra comercial entre China y los Estados Unidos.

Todos estos temores provocan un miedo mayor: que hacia 2020, cuando la Argentina deba volver a colocar deuda en el mercado internacional tras el acuerdo con el FMI, el país no esté en condiciones de hacerlo si las tasas se ubican en niveles parecidos a los actuales.

De ahí que resulten ilustrativos los pronósticos sobre el comportamiento de las principales variables macroeconómicas en la Argentina que han lanzado distintas consultoras y organismos internacionales para 2019:

  • Respecto de la variación del PBI durante el año próximo, la consultora dirigida por Orlando Ferreres resultó la más optimista, al vaticinar un aumento del 1,7%, cuando el propio presupuesto nacional estima una baja del 0,5%. En el exterior, se pronostica una caída: la calificadora de riesgo Moody’s predice una reducción del 1,5%, en tanto que el FMI prevé una baja del 1,7%. Tanto Miguel Bein como la consultora Analytica, que dirige Rodrigo Alvarez, estiman bajas del 1,9% y del 2,5%, respectivamente.
  • En cuanto a la inflación anual proyectada para 2019, Moody’s vaticina un aumento del 32,8%; J.P. Morgan, un alza del 25,9%, y FIEL, del 25,5%, mientras el gobierno de Macri espera que no supere el 23 por ciento. Este 2018 concluiría con un incremento del orden del 48 por ciento.
  • Con relación a la variación del tipo de cambio, la mayoría de los especialistas consideran que la cotización del dólar acompañaría el ritmo de aumento de la inflación. La consultora Quantum Finanzas, que dirige Daniel Marx, estima para diciembre de 2019, un dólar a 54,80 pesos; la consultora Ecolatina, que fue fundada por Roberto Lavagna y actualmente dirige Lorenzo Sigaut Gravina, pronostica un valor de 51,50 pesos por dólar; Fundación Capital, de Martín Redrado, habla de un dólar a 51,20 pesos, y Analytica, de un dólar a 42,86 pesos.

Entre tantos indicadores negativos y no menos pronósticos sombríos para el año por venir, al menos un gurú financiero internacional dio una señal de optimismo acerca de la economía argentina para 2019. Se trata de Michael Hasenstab, director del fondo de inversión Templeton. Nombrado por la revista Forbes "Maestro del dinero" en 2015, Hasenstab acaba de ubicar a la Argentina en un lote de países con perspectivas positivas, junto a Brasil y la India.

El director de Templeton se especializó en la compra de títulos de deuda de países en problemas financieros, como en su momento México e Irlanda. Y en mayo de este año impulsó la adquisición de Bonos del Tesoro Argentino con vencimiento en 2023 y 2025, a través del fondo Franklin Templeton. Posibilitó así la inversión de unos 2250 millones de dólares que, en aquel momento de incertidumbre cambiaria y financiera, gestionó personalmente el entonces ministro de Hacienda, Luis Caputo.

Ahora Hasenstab sostuvo que la Argentina podría liderar un rebote y se mostró confiado en que a Macri le irá bien en las próximas elecciones, curiosamente en circunstancias adversas para el mercado financiero argentino, caracterizadas por una fuerte suba del riesgo país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.