Luz verde para la búsqueda de Lorca