Original itinerario crítico

Sobre Escritos críticos y afines, de James Joyce
Edgardo Scott
(0)
3 de abril de 2016  

Escritos críticos y afines, exhaustiva recopilación de ensayos e intervenciones de James Joyce, reúne textos que preceden y luego corren a la par de la obra de ficción del gran escritor irlandés. Fijan –si es cierto que toda obra literaria refleja los intereses de su autor como lector– los puntos cardinales entre los que se desplegará nada menos que la imaginación y escritura joyceanas.

Al abarcar el conjunto de textos de no ficción que van desde la adolescencia hasta el final de la vida de Joyce, el libro editado y traducido por Pablo Ingberg expone la ideología literaria del autor de Ulises, sus gestos y decisiones: omisiones, insistencias, gustos, disgustos. Y es la demostración, si hiciera falta, de cómo se desarrolla un genio. ¿Qué identifica al genio, qué implica ser genial? Más allá del talento inusual de un autor y de su capacidad para renovar las formas, de la influencia que ejerza su obra, incluso de su reinvención de la tradición, lo genial también implica poder erigir y sostener una mitología; vivir ya de entrada en la Historia. Un ejemplo: Joyce a sus apenas dieciocho años escribió "Drama y vida", artículo que bien podría coronar la carrera de un literato promedio. "El arte es fiel a sí mismo –dice– cuando se ocupa de la verdad fiel. Si tuviera lugar en la tierra un acontecimiento tan adverso como una reforma universal, la verdad sería el umbral mismo de la casa bella".

En los primeros textos del volumen se definen –se declaran– las admiradas influencias (Ibsen, Tomás de Aquino, Shakespeare, Yeats, Blake); también los intereses: la poesía, la incesante reflexión estética, la condición del artista, la recurrente insistencia de la política bajo los temas de la emancipación nacional, la emancipación de la lengua y las tensiones de todo orden con Inglaterra.

"Mientras no se haya liberado de las influencias mezquinas de su entorno –entusiasmo ebrio e insinuación sagaz y todas las halagadoras influencias de la vanidad y la baja ambición–, nadie es artista en absoluto", sostiene Joyce, preocupado, más que por el arte por el artista, pues veía ponerse en marcha la definitiva secularización de éste por medio de su profesionalización. Su gran personaje, Stephen Dedalus, será la consumación de esa retórica idealista. En este sentido, las notas a pie de página de Ellsworth Mason y Richard Ellman utilizadas en esta edición, que citan a Stephen en muchísimas oportunidades, subrayan esa fusión y dualidad. De algún modo, las notas no sólo iluminan cada texto sino que también le otorgan un extra al recorrido de lectura: son una resumida biografía incidental.

Y por supuesto, está Irlanda. En "Irlanda en el banquillo", en "La sombra de Parnell" o en "Irlanda: Isla de Santos y de Sabios", que semeja un pariente de "El escritor argentino y la tradición" de Borges, es decir, un texto contra cualquier nacionalismo o chauvinismo, incluido el literario. "¿Cuál raza o cuál lengua, si exceptuamos las pocas que una voluntad juguetona parece que ha conservado en hielo como la islandesa, puede jactarse hoy en día de ser pura?". La mirada de Joyce sobre los conflictos de su país revela cómo un gran escritor necesariamente percibe y procesa las condiciones políticas de su tiempo.

También el libro rinde cuenta de sus "trabajos", que son los trabajos de cualquier escritor moderno: reseñas, comentarios, críticas en diarios y revistas (hay rarezas, como la entrevista a un campeón francés de automovilismo o una carta abierta a la prensa de Reino Unido a propósito de las dificultades y censuras editoriales para la publicación de Dublineses). A través de estos textos Joyce va filtrando con astucia sus ideas, preparando la lectura de su obra y de su estética. Al escribir sobre lo que lee, el creador enseña cómo aspira a ser leído.

Escritos críticos y afines es uno de esos libros que salen cada tanto y ayuda a completar en el Río de la Plata la asimilación definitiva de la obra de James Joyce.

ESCRITOS CRÍTICOS Y AFINES

Por James Joyce

Eterna Cadencia

Traducción: Pablo Ingberg

476 páginas

$ 290

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.