Que la pasión del fútbol no discrimine

Claudio Presman
Claudio Presman PARA LA NACION
(0)
19 de enero de 2018  

El deporte refleja mucho más que una competencia de equipos. En particular el fútbol, el deporte más popular, que involucra a unos 270 millones de personas en el mundo, es una expresión cultural de gran peso en la sociedad argentina. Los campeonatos presentan rituales que se repiten cada domingo en las canchas. La pasión que encierra lo constituye en una de las formas de reunión colectiva más acabada y rica de la cultura nacional. Este fin de semana se juega un nuevo superclásico Boca-River en Mar del Plata. Volvemos a alzar nuestra voz para recordar que es necesario priorizar el fútbol como un espectáculo para disfrutar y no como un lugar de enfrentamientos y desencuentros.

Lamentablemente, en los últimos años se han visto numerosas expresiones de intolerancia y discriminación en las canchas de fútbol. Cánticos que expresan odio al otro, ya sea por ser extranjero, por su sexo o religión, por nombrar algunos. Muchas de esas expresiones de violencia pasaron de la agresión verbal en los cánticos de tribunas a la acción física entre equipos.

El Observatorio del Fútbol, que funciona en el Inadi, relevó en el último año lo ocurrido en las canchas y cuáles fueron las características de las manifestaciones que en un espectáculo masivo se dan contra determinados colectivos. El estudio se basa en un total de 51 partidos observados, en el marco de un acuerdo con la AFA y los principales clubes de fútbol. El objetivo fue contar con un primer informe de las características y los motivos de discriminación en este ámbito.

Aunque conocemos algunos cánticos más populares, sin embargo, los resultados de ese informe preliminar no dejan de ser sorprendentes: el 75% tiene connotaciones sobre temas de orientación sexual, 11% expresan una violencia directa, el 7% versa sobre motivos de género y el 4% sobre la nacionalidad. Mayoritariamente, los cánticos agresivos se dan durante el transcurso del segundo tiempo.

Es necesario remarcar que las características de los cánticos aportan a la construcción y reproducción de "matrices discriminatorias" que se difunden en estos encuentros y que constituyen un llamado de atención, cuando deseamos erradicar las diferencias artificiales entre los seres humanos. Todo esto hace que continúen las situaciones de discriminación que viven en especial afrodescendientes, pueblos indígenas y migrantes latinoamericanos en nuestro país. Se le puede sumar a eso el género o la orientación sexual. Contar con estos datos nos permite encarar campañas de sensibilización y concientizaciones.

El fútbol nos une, antes que nada por la pasión compartida. Así, vamos a bregar contra toda práctica o manifestación que segregue o restrinja derechos de igualdad por cualquier motivo. La ley nacional contra la discriminación es clara, así como la ley de espectáculos deportivos, normas que establecieron el marco de inclusión, respeto y cuidado por la integridad física de las personas.

El compromiso de todos nosotros, partícipes de la máxima pasión deportiva, es erradicar toda expresión de odio y racismo. Porque somos iguales y tenemos que ser respetuosos de los otros, incluso alentando a equipos ocasionalmente rivales.

Interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi)

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.