Rodolfo Canicoba Corral: ¿Lo dejaron escapar?

Tato Young
Tato Young PARA LA NACION
Fuente: Archivo
(0)
14 de julio de 2020  • 21:47

A continuación, la desgrabación de sus principales conceptos:

  • ¿A Rodolfo Canicoba Corral lo dejaron escapar? Él lo presenta como una renuncia. Le escribió una carta al presidente Alberto Fernández diciendo que a fin de mes se va, se jubila. La verdad es que él se tenía que ir, no renunciar, porque los jueces a los 75 años se tienen que ir a la casa, esto está previsto en la Constitución salvo algunas excepciones. Básicamente se tenía que ir y lo que hizo es presentar una renuncia refiriéndose a él mismo como víctima de una persecución mediática y de una operación para desprestigiarlo.
  • Rodolfo Cancioba Corral fue nombrado por el menemismo para garantizar la impunidad de ese espacio, para que no investigara. No había otro motivo. Era un abogado de Morón, sacapresos, peronista, con amigos, con influencias, pero vivía en un departamento de dos ambientes y se convirtió en juez federal. Muy simpático, muy entrador, muy carismático, inteligentísimo, brillante, pero muy ambicioso y codicioso. Canicoba Corral se convirtió desde ese momento hasta ahora en el cacique del fuero. Si había un juez que lideraba a los otros 12 jueces, era él.

  • Liderar significaba marcar las pautas de qué es lo que tenía que hacer la Justicia. Llegaba un juez nuevo y el primero que le tocaba la puerta del despacho para explicarle cómo funcionaban las cosas era Rodolfo Canicoba Corral. Se presentaba y explicaba cuáles eran las normas de la casa, de Comodoro Py, que no son tantas. La primera es que entre los jueces nadie se molesta, nadie investiga a nadie. Lo de los jueces es un club, de hecho él fue sobreseído en una causa por enriquecimiento ilícito por Norberto Oyarbide, que era algo parecido a Canicoba Corral, pero más payasesco.
  • Canicoba Corral le explicaba los códigos a los jueces. El primero: "Entre nosotros no nos tocamos". El segundo: "Con los políticos hablamos todo el tiempo. No estamos acá para controlar al poder político, sino para asegurar la gobernabilidad. No somos controladores del poder, somos parte del poder". Eso es algo que entendió Canicoba Corral siempre. Es algo que ejerció y sobre lo que adoctrinó a otros. Por eso fue un líder muy importante todo este tiempo, que le hizo mucho daño a la democracia, porque los jueces no son parte del poder, o son parte del poder que controla a otro.

  • Canicoba Corral siempre entendió que la justicia federal tenía que hablar con la política, no cuestionarla, auditarla o indagarla, sino negociar. Y en ese camino absolvió a menemistas, duhaldistas, radicales, kirchneristas, macristas y acordó con todos. Acordó que él no metía preso a nadie y, a cambio de eso, a él no lo molestaban. En el camino se hizo millonario.
  • Canicoba Corral es uno de los jueces que inventó el sistema de la impunidad en la Argentina. Estamos hablando del padrino de este sistema, el jerarca de la justicia federal contaminada por la política y contaminando a la política, formando parte de esta red, de este club del poder permanente que consagran estos personajes.

  • Se movía con impunidad. Nunca pasó nada porque la política lo protegía como él protegía a la política. Lo protegieron todos. Y este Gobierno, el de Alberto Fernández, que dijo que venía a terminar con las cloacas de la Nación, negoció con él. El resultado de toda esta historia es que en unos días va a ir a su despacho, va a juntar algunos papeles, va a agarrar dos valijitas y se va a ir a su casa. Va a cobrar una jubilación de más de 300 mil pesos, según se calcula, y a partir de ahora va a poder vivir como un jubilado millonario que no le tiene que dar explicaciones a nadie porque las causas judiciales ya se las cerraron sus amigos y los procesos del Consejo de la Magistratura, sus aliados políticos.
  • En esta figura se representan muchos de los males de la Argentina, pero particularmente el de la confabulación entre parte de la Justicia y el de la política para que en este país el que las hace no las pague.

Por: Tato Young
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE LN+

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.