Alberto Fernández reiteró que analiza cambios en Bienes Personales para aumentar la recaudación

Antes de las elecciones, el candidato presidencial del Frente de Todos pidió buscar una transición ordenada
Antes de las elecciones, el candidato presidencial del Frente de Todos pidió buscar una transición ordenada Fuente: LA NACION
(0)
6 de octubre de 2019  • 13:20

Alberto Fernández señaló que analiza avanzar con una reforma tributaria en caso de llegar a la presidencia. Aunque evitó dar precisiones, el candidato del Frente de Todos dio dos pistas: dijo que en la Argentina se ejerce mucha presión sobre las sociedades y poca sobre las personas físicas y, en esa misma dirección, dio a entender que es necesario modificar el esquema del impuesto a los bienes personales.

En la previa de lo que hoy será la presentación del plan "Argentina contra el hambre", Fernández ofreció una entrevista a Radio Con Vos en la que señaló que existe poco margen para reducir las retenciones a las exportaciones del campo, elogió la idea de que las empresas alimentarias donen el 1% de su producción y agregó que tiene en carpeta una moratoria previsional. "Si han dado tantas moratorias para empresarios, por qué no para jubilados", afirmó.

"En términos impositivos, la Argentina ejerce mucha presión sobre las sociedades y poca sobre las personas físicas. Es un tema que hay que revisar", dijo Fernández, entrevistado por Claudio Zlotnik y David Cufré en el programa De haberlo sabido.

Agregó que las pymes deben tener un sistema impositivo diferente al de las grandes empresas. Otra vez, sin dar mayores precisiones. "Tenemos que ver de organizar para que paguen más, más gente, y de esa forma aliviar a los que pagan. Y para diferenciar, porque no todos son lo mismo", señaló.

"Las retenciones son incordiosas, eso lo sabemos todos, pero lo que pasa es que con un déficit fiscal como el que deja Macri es muy difícil pensar en aliviar la presión", continuó. Tampoco avanzó en ese punto, aunque justificó: "Como tenemos un compromiso con todos, no quiero que se enteren por una radio: vamos a sentarnos a hablarlo y ver cómo lo resolvemos".

La consulta sobre cómo enfrentar la deuda del Estado y los compromisos con el Fondo Monetario Internacional derivó también hacia el plano tributario y, otra vez, al impuesto a los bienes personales.

En primer término, Fernández aclaró que no fue un planteo propio el de sugerir una salida "a la uruguaya". Esto es, promover una extensión de los plazos de pago con los acreedores sin quitas de capital ni de intereses. El candidato dijo que esa fue "la salida" que ofreció el gobierno con el "reperfilamiento".

"Uruguay, cuando entró en ese terreno, tenía un déficit monstruoso, de dos puntos, igual que la Argentina. E, igual que la Argentina, su superávit lo consiguió haciendo una modificación en su sistema impositivo. ¿Aplicando qué impuesto? El impuesto a los bienes personales. La verdad es que las similitudes son muchas", dijo Fernández.

El hambre y la transición

Más que un acto de campaña, Fernández definió al plan contra el hambre que anunciará hoy como "una convocatoria a todos" los sectores para lograr "algo épico, que es terminar con el hambre en la Argentina".

En ese marco, elogió la propuesta que dio a conocer el director general de Syngenta, Antonio Aracre: que las alimentarias donen el 1% de su producción para paliar el hambre. "Ayudaría mucho", dijo Fernández, para agregar que la idea fue planteada también durante su último encuentro con la UIA, en el que participó Daniel Funes de Rioja, presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal). "Esto se trata de reorganizar recursos para que les lleguen a todos, también recursos del Estado", afirmó.

La eventual transición con Cambiemos también fue motivo de consulta. "Espero que el Gobierno después del 27 de octubre empiece a conciliar conmigo políticas de cambio", dijo Fernández, para cuestionar que exista "una caída permanente [de reservas], un goteo impresionante de divisas, para que el dólar cueste 60 pesos".

"Si ustedes me dijeran que hacen todo este esfuerzo y el dólar estuviera más bajo, por ahí lo podría entender, pero así es inentendible. Un goteo diario de 100 millones de dólares para que el dólar cueste lo que cueste es incomprensible", dijo, y cerró: "Yo espero que Macri haga menos daño".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.