Basado en datos del BCRA, Fernández dijo que el dólar crecerá un 25% para diciembre

Alberto Fernández recorre la Aceitera General Deheza SA, en Córdoba, junto al empresario Roberto Urquía y el diputado Felipe Solá
Alberto Fernández recorre la Aceitera General Deheza SA, en Córdoba, junto al empresario Roberto Urquía y el diputado Felipe Solá Crédito: prensa Frente de Todos
Gabriela Origlia
(0)
2 de agosto de 2019  • 16:21

CÓRDOBA.- Por primera vez desde que el kirchnerismo vio la luz, un dirigente de esa extracción -nada menos que candidato a presidente- llegó a la "sala de partos" de Cambiemos: la ciudad de Marcos Juárez, en el sudeste cordobés. Alberto Fernández, en su tercera visita a esta provincia, recorrió antes de las PASO del 11 de este mes el corazón de la "pampa gringa" y logró una foto que no es frecuente, con el empresario Roberto Urquía, dueño de la Aceitera General Deheza (AGD).

En ese ámbito, reiteró que en un eventual gobierno desdolarizará las tarifas eléctricas porque, dijo, "si uno mira el dólar futuro del Banco Central, va a estar un 25 % más en diciembre"

Urquía es el primer empresario importante que aparece con Fernández. La empresa AGD cuenta con siete plantas industriales en el país, ocho centros de acopio, es dueña de Terminal 6 (el primer puerto privado argentino) y accionista del ferrocarril de cargas Nuevo Central Argentino.

Además de haber sido intendente durante tres períodos de su localidad, Urquía fue senador provincial y, después, nacional entre 2003 y 2009, cargos para los que fue elegido por el peronismo. El vínculo con la Casa Rosada se cortó en ese momento cuando votó contra la resolución 125. El dirigente piquetero Luis D'Elía dijo de él: "Es enemigo de los Kirchner, un tipo que creíamos que era un burgués nacional y terminó siendo un chanta".

Fernández logró una foto con Urquía, aunque en la AGD le bajaron el tono a la pretensión de que la imagen era parte de la campaña.

Fuentes allegadas a la empresa indicaron a LA NACION que fue el intendente de Villa María, Martín Gill, quien le pidió si Fernández podía recorrer la planta y que la política de la compañía es que "cualquier candidato" que lo quiera hacer está invitado.

"En la recorrida pudimos explicarle [a Fernández] detalladamente la problemática del sector", agregaron, y advirtieron que Urquía "no está jugando con nadie, sino trabajando a full" con la firma. En materia política, colabora en áreas técnicas con el gobernador Juan Schiaretti.

En el armado de esta gira fue fundamental -además de Gill- el rol del intendente de Leones, Fabián Francioni, quien siempre reivindicó su condición de kirchnerista. Este es su tercer mandato en la ciudad, discontinuados, en el medio fue diputado nacional.

En Marcos Juárez, con Fernández, hubo unas 500 personas en la Sociedad Italiana, un edificio emblemático de la ciudad, el mismo en el que en septiembre de 2014, cuando Pedro Dellarossa fue elegido intendente, estalló el "se siente, se siente, Mauricio presidente".

"Es toda una historia que haya venido; acá el kichnerismo nunca sacó nada, ni para cargos nacionales ni provinciales; es un grupo muy reducido", graficó un dirigente rural, convencido de que Juntos por el Cambio volverá a imponerse "cómodamente" en las elecciones. El martes que viene, mientras Miguel Pichetto buscará el voto peronista en Córdoba, el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, hará lo propio en Marcos Juárez.

A Fernández lo acompañó el senador nacional y presidente del peronismo de Córdoba, Carlos Caserio, quien hace diez días reunió a unos 50 intendentes de los departamentos de Punilla, Colón, Santa María, Punilla y San Martín, en un acto. Igual que en sus visitas anteriores, el candidato reivindicó la figura del exgobernador José Manuel de la Sota y trató de convencer a los cordobeses de que la etapa de enfrentamiento con el kirchnerismo está cerrada.

Acercamiento

"¿Quién piensa que yo puedo tener un problema con Córdoba? Yo lo que les pido a los cordobeses es que si algo ocurrió que los enojó, que entiendan que tenemos que dar vuelta la página y construir para adelante".

Planteó, además, que Mauricio Macri "deja un país muy parecido al de 2003. El FMI dice que van a quedar US$11.000 millones. Los parecidos son muchos. Solo que en esa época no teníamos el flagelo de la inflación, que Macri no sabe cómo resolverlo".

Hoy es el turno de hacer campaña en Río Cuarto, donde se reunirá con el intendente, el peronista Juan Manuel Llamosas (Schiaretti "sugirió" a sus dirigentes que no compartan fotos con los candidatos a presidente). Después, Fernández estará con el rector de la Universidad Nacional de Ri?o Cuarto, Roberto Rovere, y participará de un acto en el anfiteatro San Marti?n.

Es su última presentación en Córdoba antes de las PASO y del cierre de campaña, en Rosario, confirmado junto a Cristina Kirchner.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.