Alberto Fernández defendió a Cristina y negó que lo haya involucrado en la causa Vialidad

Alberto Fernández: "Nunca me involucró a mí Cristina Kirchner"
Alberto Fernández: "Nunca me involucró a mí Cristina Kirchner" Fuente: AFP
(0)
4 de diciembre de 2019  • 00:04

Lejos de mostrarse contrariado, Alberto Fernández elogió la declaración de Cristina Kirchner en el juicio oral por la causa de direccionamiento de la obra pública y rechazó que su aliada haya querido "involucrarlo" cuando recomendó a los jueces que llamen a declarar al presidente electo por su papel en el reparto de fondos como jefe de Gabinete. También buscó moderar las críticas que había dedicado al periodista Hugo Alconada Mon por una nota publicada en la nacion.

"Nunca me involucró a mí", afirmó Fernández al referirse a la expresidenta, en diálogo con Radio Metro. El presidente electo se quejó de las lecturas periodísticas que interpretaron la alusión de Cristina Kirchner como un intento de sumarlo al banquillo de los acusados.

La exmandataria está acusada de haber liderado una asociación ilícita que direccionó contratos de obra pública a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez.

Según Fernández, Cristina "está demostrando la incoherencia" del Tribunal Oral Federal Nº 2 al advertir que ningún jefe de Gabinete fue citado en la causa. "Dijo una obviedad: el que administra el Estado es el jefe de Gabinete", explicó. "Pero aclaró que no estaba pidiendo que los citen", remarcó Fernández.

Antes de que lo mencionara Cristina en el juicio, Fernández ya había sido admitido como testigo por el tribunal, al igual que Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina.

Anteayer, la expresidenta se negó a responder preguntas ante el tribunal y, a lo largo de una presentación que se extendió por más de tres horas, desafió en varias oportunidades a los jueces, por momentos a los gritos: "La historia me absolvió", dijo hacia el final, antes de remarcar que no iba a contestar preguntas. "Ustedes van a tener que contestar preguntas", señaló a los jueces Andrés Basso, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu.

La vicepresidenta electa recordó que con la reforma constitucional de 1994 se introdujo la figura del jefe de Gabinete, responsable de la ejecución del presupuesto. "Sin embargo, acá no está citado ningún jefe de Gabinete, y no digo que tengan que estar acá", resaltó Cristina.

"El responsable en materia administrativa y penal es el jefe de Gabinete porque es quien ejecuta el presupuesto de la Nación -agregó, mirando al tribunal-. Ustedes van a tener un problema porque van a tener que citar al presidente de la República. Pero será interesante escuchar lo que tiene para decirles".

Fernández elogió la presentación de Cristina: "Fue uno de los mejores alegatos defensistas que vi en mi vida, que dejó mudos a los jueces y al fiscal. Fue un acto de defensa maravilloso, impecable".

"No era una mujer furibunda, era una mujer que se estaba defendiendo", opinó. "Sería muy bueno que todos veamos la declaración de Cristina. Van a entender por qué ella reniega tanto sobre cómo funciona la Justicia", afirmó.

En ese marco, criticó con dureza la labor del juez federal Julián Ercolini, quien instruyó la causa y a quien acusó de no haber leído la Constitución: "Cada sentencia de un juez es un acto de gobierno. Y lo que hizo Ercolini es insólito".

"No digo que no haya habido corrupción, eso no lo sé. Involucrarla a Cristina en eso es vergonzoso, es no tener idea sobre cómo se administra el Estado y se ejecutan las obras públicas", apuntó.

Durante la entrevista radial, Fernández intentó bajarles el tono a sus tuits contra el periodista Hugo Alconada Mon, quien reveló que un colaborador del exjefe de Gabinete en su cátedra de la UBA se involucró luego de las PASO en el caso en el que se investiga la usina de facturas truchas que desde Bahía Blanca habría beneficiado a Lázaro Báez.

"Tengo mucho respeto por Hugo Alconada Mon y él lo sabe, pero creo que se equivocó en esta nota", dijo Fernández. "De ningún modo amenacé a nadie. No quiero más que la política entre a los tribunales. Solo le dije que ese es un compromiso público", expresó, en relación con el concepto "sabelo", que utilizó en su tuit y que despertó polémica.

Anteayer, Fernández había calificado de "miserable" atribuirle "mover influencias" en casos judiciales, en respuesta a un artículo periodístico que lo relacionó con investigaciones penales "sensibles para Lázaro Báez".

En su réplica a través de Twitter, el futuro presidente cuestionó la labor de los periodistas, jueces y fiscales. Y advirtió que con su llegada al poder "se van a acabar los operadores judiciales y mediáticos", dijo, sin hacer mayores distinciones. "Sabelo, Alconada", concluyó.

Ayer, Fernández abundó: "Todos debemos hacer el esfuerzo de leer lo que se escribe y no condicionado por quién escribe. Alconada escribió una nota, que nunca entendí el sentido de la nota y tenía un título desastroso". Y agregó: "Hay una diferencia entre el título y lo que decía Alconada. Al día siguiente, Hugo escribe un tuit y se pregunta: ?¿Tráfico de influencias?'. Cuando insinuó eso, me indigné".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.