Alperovich sufre deserciones y obtendría un triunfo más ajustado

Pese a que Manzur mantiene una ventaja de diez puntos para las elecciones, algunos dirigentes ya anunciaron su pase al partido de Massa; malestar con La Cámpora
José Ignacio Sbrocco
(0)
20 de octubre de 2013  

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN.- Cuando aún falta una semana para las elecciones, las segundas líneas del peronismo tucumano ya buscan una alternativa para el poskirchnerismo.

Los primeros en pegar el portazo fueron los mellizos José y Enrique Orellana, caudillos de Famaillá que no sólo anunciaron que se sumarán al proyecto del candidato no kirchnerista Sergio Massa, sino que vaticinaron que el próximo domingo ganará en la provincia el radical José Cano, pese a que las encuestas aún lo ubican unos 10 puntos por debajo del ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur , el candidato del gobernador tucumano, José Alperovich .

Esa diferencia de 10 puntos marcaría un triunfo ajustado de Alperovich , acostumbrado a vencer por amplio margen en la provincia. En los comicios de 2011 alcanzó su reelección como gobernador con el 71% de los votos y una diferencia de 60 puntos respecto del radical Cano.

El megabloque de la Legislatura palpita lo que se percibe como un fin de ciclo kirchnerista y muchos de los principales dirigentes ya empezaron a analizar su propio futuro. Es que una gran cantidad de legisladores no podrán ser reelegidos. "Alperovich no va a poder contener a todos los que no puedan continuar en la Legislatura", comentó a LA NACION una de las principales espadas del gobernador en la Legislatura.

De los 44 legisladores oficialistas, 23 no podrán continuar más allá de 2015 en sus bancas. Con los intendentes pasa algo similar: 18 de los 19 jefes municipales no podrán aspirar a otra reelección.

En un momento Alperovich había sondeado la posibilidad de habilitar la reelección indefinida para los parlamentarios, pero los números preliminares de esta elección tiran por la borda cualquier sueño reformista.

Según una encuesta realizada por Poliarquía para el diario local La Gaceta, Manzur obtendría el 43% de los votos, unos puntos por debajo de lo obtenido en las PASO. Cano, el opositor más encumbrado en los sondeos, rondaría el 30 por ciento. Hasta el momento, el oficialismo tendría dos bancas y el radicalismo, una. El cuarto escaño está muy disputado entre el oficialismo y el radicalismo.

Los mellizos Orellana fueron los primeros caudillos en apoyar la candidatura de Alperovich en 2003 y ahora se sienten traicionados porque quedaron fuera de la lista. José Orellana aspiraba a integrar la nómina oficialista e incluso amenazó con participar de las PASO. Finalmente, decidieron mantenerse dentro del oficialismo. Otra cuestión que irrita a los mellizos es la instalación de la agrupación kirchnerista La Cámpora en Famaillá, que busca quitarles el poder del municipio.

Aunque ya dijeron que buscarán acercarse a Massa luego de las elecciones, el oficialismo local teme que los Orellana no usen toda su estructura de movilización en estos comicios.

En el peronismo local sostienen que si Massa hace una buena elección, como calculan que hará, el intendente de Tigre se dedicará a recorrer el país para recoger los heridos del kirchnerismo y en Tucumán parece que no serán pocos.

En la capital de la provincia también hay clima en ebullición. El empate técnico entre el oficialismo y el radicalismo prendió una luz de alarma en el kirchnerismo. "Alperovich no nos puede culpar de la derrota en la capital si no hay ningún dirigente de esta sección en la lista", dijo a LA NACION uno de los principales operadores del intendente Domingo Amaya.

Precisamente, hay un sector que impulsa a Amaya como el sucesor de Alperovich, aunque también se perfilan Manzur y Osvaldo Jaldo, ministro del Interior y segundo en la lista de candidatos a la Cámara de Diputados. Beatriz Rojkés de Alperovich también buscaría suceder a su marido si el mandatario provincial no puede modificar esta vez la Constitución local, como lo hizo en 2006.

Si hay algo que no les falla a los peronistas locales es el olfato para acomodarse a los nuevos tiempos. El síndrome del "pato rengo" se empieza a sentir en esta provincia.

Pronóstico con muchas dudas

La lista de Alperovich haría su elección más floja

  • Juan Manzur

    Ministro de Salud


    El candidato kirchnerista lleva una ventaja de diez puntos en los sondeos, la menor ventaja que obtendría el oficialismo en la provincia desde 2003
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.