Aníbal Fernández: "Me caso con Moreno antes de tomar un café con Magnetto"

El jefe de Gabinete dijo que, comparado con el directivo de Clarín, el funcionario "es Ceferino Namuncurá"
(0)
15 de julio de 2010  • 09:02

En medio de muestras de satisfacción por la aprobación del matrimonio gay, Aníbal Fernández volvió a combinar una férrea defensa de Guillermo Moreno con un fuerte embate contra la prensa. El blanco del ataque fue Héctor Magnetto, uno de los directivos del Grupo Clarín.

Promediaba el reportaje cuando Magdalena Ruiz Guiñazú le sugirió al jefe de Gabinete que se "cuidara" de sus amigos. Aludía así a la pelea que ayer dominó una reunión de Papel Prensa en la que Moreno increpó con dureza a un abogado allí presente y finalizó en medio de una violenta pelea. El secretario de Comercio le arrojó una silla al abogado y el titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Daniel Reposo, le pegó una trompada en el labio superior.

"Cuídese de sus amigos porque le van a terminar rompiendo un brazo", recomendó la periodista. Fernández no tardó en contestar. "No. Usted cuídese. Sus amigos son cien veces más malos y peligrosos que los míos. Quédese tranquila, que entre el perverso ése y mi amiguito, mi amiguito es Ceferino Namuncurá", lanzó.

Enseguida, quedó claro a quién se refería. "Este señor le ha hecho mal de verdad al país. Hablan del riesgo país, pero, ¿sabe cuál es el verdadero riesgo para generar un ámbito de negocios? El riesgo Magnetto, el riesgo TN. Ese es el verdadero conflicto", se despachó.

El diálogo terminó con la asociación entre la ley aprobada esta madrugada por el Senado y los personajes enfrentados por el jefe de Gabinete. "A partir de que salió la ley me caso con Moreno antes de tomar un café con Magnetto, mire lo que le digo", concluyó Fernández.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.