Anita, una secretaria especial y una "segunda madre" para Mauricio Macri

Macri y su secretaria Anita
Macri y su secretaria Anita Crédito: Captura de pantalla
Moschini dedicó los últimos 50 años de su vida a la familia Macri; anteayer, el presidente electo le dedicó su triunfo
Maia Jastreblansky
(0)
24 de noviembre de 2015  • 00:52

Anita se levanta temprano, tempranísimo, en su departamento de Recoleta. Muchas veces, antes de las 7 de la mañana ya está con su computadora encendida en su oficina del tercer piso de Parque Patricios. Ya había decidido jubilarse tras una larga carrera como secretaria personal de Franco Macri en Socma. Pero en febrero de 2008, Mauricio la llamó cuando sentía que "no daba pie con bola" como novato jefe de gobierno porteño. Ella juntó sus fichas, sus papeles y su agenda, y volvió al pie del cañón.

"Anita se ocupa desde lo doméstico hasta las cuestiones internacionales. Desde Antonia hasta Dilma Rousseff", graficó un íntimo amigo de Macri en diálogo con LA NACION. Para el presidente electo, esta mujer de 70 años es mucho más una secretaria privada y un ayuda memoria. Es, como una "segunda madre", según definen en el núcleo Pro. Alguien que lo acompañó en los momentos más calientes, como cuando fue secuestrado en 1991 por la Banda de los Comisarios, o cuando enfrentó la causa por las escuchas ilegales.

Sin hijos, Ana Moschini dedicó los últimos 50 años de su vida a la familia Macri. Culta y "muy leída", comentan los que la conocen de cerca, habla cinco idiomas y maneja la computadora "como una reina".

Anita comenzó a colaborar con Franco Macri siendo muy joven. Su hermana también fue empleada en el grupo. Tras un largo camino recorrido, el empresario decidió darles el retiro y, juntas, llevadas por la curiosidad y la necesidad del descanso, emprendieron un largo viaje por Latinoamérica. El padre del presidente electo la reencontró trabajando con su hijo cuando empezó su gestión en la Ciudad, con una mezcla de sorpresa y satisfacción de saber que le estaba dejando una herencia invaluable.

"Es una extensión del cuerpo y de la cabeza de Mauricio", explican desde el entorno de Macri. Lo sigue a sol y a sombra con una oficina itinerante que se mueve entre la jefatura de gobierno, la Usina del Arte de Barracas y el Botánico.

Es ella quien acomoda las reuniones en la ajustada agenda del mandatario electo y la que le filtra cada llamado que recibe. Es, también, quien cuida de la hija que Macri tiene con Juliana Awada cuando es necesario.

Video

"Cero sargento"

Anita es una de las pocas personas que puede entrar al despacho de Macri sin tocar la puerta. Una técnica habitual en ella es acercarle papelitos con una o dos palabras que ponen al mandatario electo en contexto. "No deja nada librado al azar. Está en cada detalle, pero nunca molesta", manifestó un referente de Pro.

Siempre de trato amable, logra imponer respeto entre los funcionarios de Pro. "Mauricio dice que, aunque es chiquita, logra atemorizar a los ministros de primera línea. Todos le tienen respeto, aunque es cero sargento", explica uno de los colaboradores más cercanos al jefe de Pro.

De perfil bajísimo y un culto a la sencillez, se volvió pública en 2009 cuando debió testificar frente al juez Norberto Oyarbide por las escuchas ilegales, una causa que estuvo "armada", según el presidente electo. Por entonces, declaró haber enviado dos fax fallidos y un correo electrónico con un comunicado donde el cuñado de Macri, Néstor Leonardo, desvinculaba al jefe de gobierno de la pinchadura de su teléfono.

Antenoche, Macri la expuso por el mejor de los motivos frente a los flashes del búnker ganador cuando le dedicó el triunfo que lo llevó a la Casa Rosada.

"Quiero homenajear y agradecer a alguien que me cuida desde los cinco años. Ella se ocupaba de mí y ahora todos los días se ocupa de mí, me refiero a mi secretaria Anita", dijo con la voz entrecortada. Se corrió del centro del escenario de Costa Salguero y abrazó a esa señora impecable, vestida con pollera tubo y chaleco que se escondía entre bambalinas. Ella, en secreto, lo quería "matar" por la exposición a la que siempre le huyó.

Anoche, en una entrevista, Macri resumió lo que significa Anita para su vida: "Valoro mucho su trabajo silencioso y esa actitud de siempre estar, poner el hombro, es un personaje único y maravilloso". Otro funcionario de Pro, ilustró lo que vivió anoche esta secretaria histórica cuando se conocieron los resultados del ballottage: "Estaba radiante, como mirando a un hijo que llega a presidente".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.