Cavallo negocia su regreso al poder

Mantuvo contactos con funcionarios y puso condiciones: quiere el apoyo de la UCR, el Frepaso y el PJ
(0)
18 de marzo de 2001  

La frase fue corta y contundente. "Se precipitaron las cosas... consigan el apoyo de todos", dijo ayer Domingo Cavallo a uno de sus hombres de confianza desde Chile. Tuvo varios contactos con funcionarios del Gobierno. Rechazó una oferta para ocupar el Ministerio del Interior, pero avanzó en la negociación informal que terminaría con su regreso al poder.

Cavallo ingresará en el Gobierno sólo si el presidente Fernando de la Rúa consigue reconstruir en las próximas horas su poder político, reducido después de los anuncios de Ricardo López Murphy, y si acepta sellar un "acuerdo de unidad nacional" que incluya al justicialismo.

Dos fuentes del círculo íntimo del Presidente confiaron anoche a La Nación que todavía no definieron los términos del acuerdo con Cavallo y que hasta esperan su llegada, hoy por la tarde, para encarar la negociación, pero ratificaron como un hecho la vuelta del ex ministro de Economía.

Las fuentes aclararon que el regreso de Mingo -como apodan a Cavallo- no implica la salida de López Murphy del Gobierno, escenario que creen casi imposible en el cavallismo.

El gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, confesó anoche a su gente de confianza -en su country de Ezeiza- que está dispuesto a sumarse al "acuerdo de unidad nacional" sólo si López Murphy da marcha atrás con las medidas económicas.

Este mensaje se lo transmitió al propio De la Rúa cuando el Presidente lo llamó anoche, a las 20.30, en medio de las negociaciones reservadas para la llegada de Cavallo al Gobierno. "Si no hay rectificación del rumbo económico, no hay motivos para que nos reunamos todavía", dijo Ruckauf a De la Rúa, confiaron a La Nación dos fuentes de su extrema confianza.

La rectificación que pidió el gobernador al Presidente es compartida por los otros trece gobernadores del PJ y significaría que López Murphy tendría que retroceder con el recorte a los fondos provinciales. Ese cambio sólo sería posible con Cavallo en el Gobierno. "Que se hagan cargo", se quejó ayer Ruckauf.

El ex ministro de Carlos Menem sabía de antemano cuáles iban a ser las medidas del nuevo ajuste que pusieron al borde de la ruptura a la Alianza. "Son políticamente inviables", dijo, según confiaron a La Nación dos fuentes que conversaron con él sobre el paquete que anunció López Murphy.

Está convencido de que el principal problema del Presidente es la crisis política que generaron las medidas. Las considera "impopulares".

Ante ese escenario, el titular de Acción por la República propone como salida un acuerdo de unidad nacional, una idea que ya había sugerido al Presidente hace dos semanas.

Eso implica la convocatoria formal de De la Rúa a Cavallo, que se quedaría con una cuota importante de poder, y el respaldo político de la UCR, el Frepaso y los gobernadores del PJ.

Salvo la oferta para Interior, no se habría hablado de cargos específicos. Cerca de Cavallo señalan la incompatibilidad de su ingreso con la permanencia de López Murphy en Economía.

Un día antes del anuncio de las medidas, Cavallo pronosticó la débacle a sus íntimos. Anticipó renuncias y crisis. Y comenzó a reflotar su idea de un gran acuerdo político.

Los requisitos

"Lo quiero conmigo hasta a Néstor Kirchner", dijo Cavallo el jueves último al legislador porteño Alberto Fernández, ex miembro de su equipo económico cuando era ministro de Economía y actual legislador porteño. El gobernador de Santa Cruz fue siempre un acérrimo rival de Cavallo.

El pedido de reclutar hasta al más duro de los gobernadores del PJ marca el nivel de respaldo que quiere el ex titular del Palacio de Hacienda para asumir un papel protagónico en el Gobierno. "El Mingo no va a meterse en una crisis ajena si no lo vienen a buscar y le garantizan apoyo", dijo a La Nación un hombre que lo conoce bien.

Cavallo analizó las medidas con un grupo de colaboradores días antes del anuncio. Después se fue a Chile para participar de una reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En la más estricta reserva, sus colaboradores trabajan en una paquete económico alternativo al del ajuste; Osvaldo Giordano habría diseñado un plan social para enfrentar la crisis.

Cavallo guarda silencio. Ninguna fuente consultada por La Nación pudo definir los términos en que el ex ministro regresaría a la Casa Rosada.

"Por fin voy a poder estar a la izquierda de un economista", habría bramado el ex ministro. Con esa frase ratificó que sus ideas para impulsar el crecimiento de la economía son opuestas a las de López Murphy. Las ansias del delarruismo por contener a los dos economistas se harían polvo.

Cavallo no cree en la política fiscalista de López Murphy: está convencido de que para que haya crecimiento primero se tienen, por ejemplo, que bajar impuestos. Sólo si tiene margen para llevar adelante su plan y si consigue el apoyo político estará en el Gobierno. Tienen contactos con el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo; el titular de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual, y el líder del Frepaso, Carlos Alvarez, que hace tiempo impulsa que su ingreso en el oficialismo.

Cavallo quiere ser una figura central en la salida de la crisis y reclama el apoyo de la UCR, el PJy el Frepaso. Según pudo saber La Nación , hasta aseguró delante de sus íntimos que ahora quería derrotar la recesión.

"Imagínense..., terminé con la hiperinflación y ahora podría hacer lo mismo con la recesión", dijo. Los principales hombres del PJ saben que si él va al Gobierno, el ajuste será negociado con ellos. En tanto, gobernadores, senadores y diputados peronistas resistirán las medidas anunciadas.

El ex presidente Carlos Menem, de quien se especulaba que estaría tejiendo una alianza con su sucesor, se comunicó ayer con el senador Eduardo Bauzá e insistió en que el PJ debe ser medido y mantener su rechazo a las disposiciones.

Propuesta del cavallismo

Los diputados del cavallismo reflotaron ayer su propuesta de que en las próximas elecciones legislativas se elija también al vicepresidente de la Nación y su jefe político, Domingo Cavallo, se postule para ese cargo.

Durante un encuentro que se realizó ayer en la sede de Acción por la República se analizó la profunda crisis del Gobierno. El diputado y amigo de Cavallo, José Luis Fernández Valoni, explicó que una alternativa sería que el ex ministro se postule para vicepresidente.

"El Presidente gobierna con una coalición equivocada.La unión con Cavallo sería la mejor decisión para el país", dijo el legislador.

En la sede partidaria también se analizaron los contactos de Cavallo con el Gobierno (ver aparte) y la posibilidad de que se concrete el acuerdo de unidad nacional.

En la reunión de ayer el legislador Jorge Baldrich criticó las medidas que anunció Ricardo López Murphy por "ingenuas". Además, sostuvo que el Gobierno no tenía la fortaleza necesaria para imponer el ajuste y volvió a señalar la necesidad de un acuerdo.

Opiniones

Carlos Reutemann

(PJ- Santa Fe)

  • "Si buscan que apoyemos el plan, seguramente habrá alguna reticencia, no sólo por lo que digamos nosotros sino porque hay otras provincias que van a tener mayores dificultades", dijo el gobernador de Santa Fe a sus colaboradores.
  • José Manuel de la Sota

    (PJ-Córdoba)

  • "Los argentinos estamos un poco absortos mirando estas eternas peleas del poder de gente que dijo, para que la votaran, que iba a gobernar, que tenía un programa y ahora parece que el programa no existe más y se han peleado entre ellos. Esto es muy malo para el país. Creo que por más que haya necesidad de controlar el gasto público, ajustar en educación es renunciar al futuro y eliminar el incentivo docente es defraudar a los maestros con los cuales el gobierno de la Alianza se comprometió, y ellos levantaron la carpa blanca sobre la base de que iban a cumplir con el pago de ese incentivo."
  • Roberto Iglesias

    (UCR-Mendoza)

  • "No estamos dispuestos a entregar fácilmente esto (por el fondo de incentivo docente), porque significa que una vez más la provincia tendría que hacerse cargo de asuntos que son de la Nación y que, en definitiva, no asume."
  • Eduardo Fellner

    (PJ-Jujuy)

  • "Las provincias hemos cumplido con las pautas de contención del gasto público y queremos saber dónde se gastaron más de 700 millones de pesos. Nosotros hemos reducido nuestros gastos, pero al gobierno nacional se le han escapado las cuentas y a ellos les corresponde corregir; no nos pueden pedir más."
  • Jorge Sobisch (MPN):

  • "Queremos un equilibrio justo. Estas nuevas medidas, de neto corte fiscalista, las vamos a pagar las provincias más chicas, como en el caso del Fondo Especial del Tabaco. La Nación tiene que cumplir con los compromisos que firmó. Las nuevas medidas económicas complican seriamente las finanzas de las provincias. Se ha quebrado el discurso de la Alianza."
  • Eduardo Menem

    (Senador PJ-La Rioja)

  • "La Alianza ha defraudado totalmente las expectativas del pueblo, ha mentido, por eso a algunos se les cae la cara de vergüenza y se están yendo del Gobierno. El ajuste es realmente salvaje y terrible para las economías regionales."
  • Eduardo Bauzá

    (Senador PJ-Mendoza)

  • "La situación es muy grave y antes que analizar las medidas económicas hay que analizar la realidad política. Acá hay responsables que deben afrontar la crisis y no borrarse, como hace el Frepaso, que es parte del Gobierno, pero siempre quiere ser oposición."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.