Celulares nacionales, aunque no tanto

La verificación de los mensajes políticos de la semana
Laura Zommer
Equipo de chequeado.com
(0)
1 de abril de 2013  

"La participación nacional de celulares pasó del 4% al 97%"Débora Giorgi, ministra de Industria de la Nación:

Engañoso

En una semana corta por los feriados de Semana Santa, en la que se confirmó que las grandes cadenas de supermercados emitirán la tarjeta SuperCard en el marco del congelamiento de precios; los docentes bonaerenses ratificaron el paro tras rechazar la nueva oferta del Gobierno de Daniel Scioli y el Gobierno nacional presentó el plan para pagar a los holdouts ante la Justicia de Nueva York con las mismas condiciones que ofreció en 2005 y 2010, la ministra de Industria de la Nación, Débora Giorgi, se refirió a los logros del polo industrial de Tierra del Fuego y mencionó, entre otros, que "en los últimos tres años, la participación nacional de celulares pasó del 4% al 97%".

Los datos proporcionados a Chequeado.com por la Cámara Argentina de Máquinas de Oficinas, Comerciales y Afines (CAMOCA) corroboran esta afirmación. Sin embargo, ninguno de los componentes que conforman el aparato electrónico necesitan ser fabricados en la Argentina para que éste sea considerado de producción nacional.

De acuerdo con CAMOCA, en 2012 se importaron 160 mil unidades, lo que representa alrededor del 1 por ciento. En Tierra Del Fuego se ensamblaron los restantes 14 millones de dispositivos. Es decir, algo menos del 99 por ciento. El Ministerio de Industria de la Nación informó en febrero último que la producción de celulares en Tierra del Fuego fue de 13.906.093 unidades en 2012.

La Resolución 245/09 del Ministerio de Industria de la Nación establece que un teléfono celular debe ser considerado como industria nacional cuando los insumos argentinos utilizados en su fabricación son: el manual de usuario, los folletos del producto, la tarjeta de la garantía, las bolsas plásticas, las cajas y los materiales de embalaje, y las etiquetas.

El ex secretario de Comunicaciones y especialista en telecomunicaciones, Henoch Aguiar, señaló que la resolución "implica un valor agregado nulo. Porque la participación real es aún de armado y empaquetado de las partes sin valor agregado intelectual de composición nacional, tanto en el diseño como en el software de los teléfonos".

En un análisis sobre el proceso de industrialización argentina posconvertibilidad, en el que se dedica una sección especial para evaluar los costos y beneficios del régimen de promoción económica de Tierra del Fuego, Eduardo Levy Yeyati y Lucio Castro, investigadores del Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), destacan que "los bajos requerimientos de agregación de valor y el reducido potencial de generar derrames productivos locales del ensamblado de teléfonos celulares (…) hoy dominan la actividad industrial en la isla".

Al respecto, el analista de mercado especializado en telefonía celular, Enrique Carrier, agregó que "en el caso de los teléfonos celulares, hay una diferencia importante en los modelos y su composición electrónica. Y esto resulta en una industria con pequeñas escalas para producir cada modelo, lo que dificulta la producción local de componentes" en Tierra del Fuego.

@chequeado / @lauzommer

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.