Crean un Consejo Argentino del Diálogo Interreligioso que podría sumarse al pacto social

El cardenal Pietro Parolin junto a los representantes argentinos
El cardenal Pietro Parolin junto a los representantes argentinos Crédito: Elisabetta Piqué
Elisabetta Piqué
(0)
15 de noviembre de 2019  • 10:53

ROMA.- En el marco de un congreso internacional que reflexionó sobre la importancia crucial de la Declaración sobre Fraternidad Humana para la paz mundial y la convivencia común, firmada por el Papa y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayeb, el 4 de febrero pasado en Abu Dhabi, el Instituto del Diálogo Interreligioso Argentino (IDI) anunció hoy la la creación de un Consejo Argentino del Diálogo Interreligioso, como un aporte concreto para superar los problemas del país.

Este Consejo estará integrado por la Conferencia Episcopal Argentina, la AMIA en representación de la comunidad judía, el Centro Islámico de la República Argentina, la Faie (Federación Argentina de Iglesias Evangélicas) y el IDI, anunció el padre Guillermo Marcó, presidente del IDI junto al rabino Daniel Goldman y el dirigente musulmán, Omar Abboud.

"Un Consejo es un lugar entre pares, su estructura representa la pluralidad, su aporte es generar consensos, sobre todo de valores a largo plazo y de acciones a lograr para plasmar los objetivos", dijo Marcó en su intervención, que tuvo lugar en el aula Magna de la Curia de los Jesuitas.

En un evento organizado por la embajada argentina ante la Santa Sede y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, Abboud destacó el ejemplo argentino en cuanto a convivencia interreligiosa y definió el Documento de Abu Dhabi, "tan fundacional como la carta de Naciones Unidas", ya que invita a la humanidad a una nueva visión.

"La Argentina tiene algo que decir en este tema, las diversas comunidades religiosas conviven en un clima de tolerancia y amistad, pero igual es necesario construir un diálogo interreligioso en estos tiempos", dijo Abboud.

Marcó confesó ante LA NACION que el Documento de Abu Dhabi para él significaba la concreción del "sueño" que tuvieron hace 20 años cuando, impulsados por el entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, junto a Abboud y el rabino Goldman crearon el IDI.

Marcó -que fue vocero de Bergoglio-, subrayó, además, que el "documento pide diálogo a todos, pero sobre todo a los líderes del mundo, que son los que toman decisiones sobre nuestra casa común, que es el planeta, sobre los derechos y deberes de los ciudadanos". En este marco, hizo hincapié en que " el documento de Francisco casi se anticipa a lo que está pasando en América Latina porque habla, en un párrafo concreto, del descontento que hay en muchísima gente frente a una especie de ruptura de contrato entre los gobernandos y los gobernantes, que genera descontento, que se manifiesta en redes sociales y demás, por situaciones de injusticia, inequidad, frustración y que termina con una pérdida de valores o de ética, generando caos".

"¿Cuál es nuestro lugar frente a esa realidad? ¿Cual debería ser nuestro aporte? Debemos ser promotores de este diálogo, claro, afable, confiado y prudente en nuestras comunidades pero formando lazos con las otras, creyentes o no creyentes par generar un diálogo constructivo que ayude a nuestros países a superar sus problemas. No queremos hacerlo desde la superioridad ética, sino con el aporte de que siendo diferentes, construimos consensos basados en valores", siguió. Acto seguido, anunció que que su aporte concreto es la conformación de un Consejo Argentino del Diálogo Interreligioso en la Argentina.

En diálogo con LA NACION, Goldman subrayó que dicho Consejo "es una señal de los tiempos", ya que las instituciones mismas no sólo establecen "puentes de diálogo", sino "puentes de trabajo conjunto". "Eso es muy bueno y habla de una madurez de la sociedad argentina", dijo.

Pacto social

Preguntado si este flamante Consejo podría sumarse al pacto social del que está hablando el presidente electo, Alberto Fernández, Marcó dejó abierta la puerta. "Seguramente, si es requerido podríamos sumarnos. Lo que pretendemos no es tanto estar en la coyuntura, sino ayudar desde otro lado", dijo. "Tenemos que trabajar en lo superador: nosotros tenemos gente en los dos lados de la grieta, hay católicos que son de muy diferentes extracciones políticas. ¿Qué es lo superador? Es lo que propone el documento, es decir, los valores éticos y espirituales y la búsqueda del bien común. Hay que pensar en el bien del conjunto del pueblo argentino", agregó.

El dirigente musulmán, Omar Abboud, el rabino Daniel Goldman y el presidente del IDI, Guillermo Marcó, en Roma
El dirigente musulmán, Omar Abboud, el rabino Daniel Goldman y el presidente del IDI, Guillermo Marcó, en Roma

"Es un momento de empezar a mirar con otro horizonte a la Argentina", apuntó el rabino Goldman. Coincidió Leonardo Chullmir, vicepresidente de la AMIA, que opinó que "desde el punto de vista del panorama argentino y del nuestro, todo el proceso del diálogo interreligioso entre distintas instituciones que representan distintas comunidades religiosas en la Argentina, en ningún momento se hace presente la posibilidad de una grieta". "Si hubo distancias se han acortado y yo creo que justamente este concepto, en la manera que está planteado, ni siquiera admite la posibilidad de pensar de qué lado estás", añadió.

Asistieron al congreso, que fue inaugurado por el embajador argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter y moderado por el cardenal Miguel Ángel Ayuso, presidente del Pontificio Consejo del Diálogo Interreligioso, el secretario de Culto de la Argentina, Alfredo Abriani, el embajador argentino ante Italia, Tomás Ferrari, líderes religiosos de otras confesiones de diversas partes del mundo, miembros del cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede y miembros del IDI. Muchos de ellos serán recibidos el lunes en audiencia por el Papa en el Palacio Apostólico.

Luego de un animado debate al que participaron diversos embajadores, cerró el evento el excanciller Adalberto Rodríguez Giavarini, presidente del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), que subrayó que el Documento de Abu Dhabi "aunque fue firmado por el Papa y el imán de Al-Azhar, nos incluye a todos y nos llama a pasar a la acción" y destacó, en este sentido, la creación de un Consejo Argentino del Diálogo Interreligioso. Y el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, le puso el broche de oro.

Parolin, número dos del papa Francisco, que fue nuncio en Venezuela y habla perfecto español, definió el documento de Abu Dhabi "audaz y profético" y felicitó tanto a Pfirter como al IDI por haber realizado un congreso para reflexionar sobre él, al que concurrieron muchísimos embajadores acreditados ante la Santa Sede. "Creo que que esto es lo que se debe hacer, se debe hacer conocer bien este documento y este encuentro ayuda en este sentido. Y después, hay que hacerlo aterrizar en nuestras situaciones", dijo Parolin, en diálogo con periodistas. "Nuestro mundo necesita de los principios de hermandad y paz que están en este documento", aseguró el cardenal. Preguntado por América Latina, que vive un momento crítico, Parolin no dudó en decir que allí "hace falta mucho diálogo".

Pietro Parolin sobre la creación del Consejo Argentino del Diálogo Interreligioso

00:53
Video

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.