En Harvard, Cristina eludió responder si quiere otro mandato y negó el cepo cambiario