De la Sota y De Narváez se juntaron para hablar de unidad

Dicen haber escuchado el mensaje de la protesta; elaborarán un documento conjunto
Jaime Rosemberg
(0)
20 de abril de 2013  

La masiva marcha aceleró los tiempos. "Tenemos que salir ya a dar una señal de unidad", coincidieron José Manuel de la Sota y Francisco de Narváez en una comunicación telefónica, a última hora del jueves. Horas después el gobernador de Córdoba con aspiraciones presidenciales y el diputado bonaerense que ya se lanzó para competirle al kirchnerismo en octubre compartían café, masas y gaseosas en la casa que De Narváez tiene en Barrio Parque. Hablaron, ante todo y según pudo saber LA NACION, de la "unidad del peronismo para enfrentar al Gobierno".

Pasadas las 11, De la Sota llegó a la casa de De Narváez , que estaba acompañado por el diputado Gustavo Ferrari, José Pepe Scioli y el legislador porteño Daniel Amoroso. Las risas para la foto, que se encargarían de distribuir a la prensa horas después, hablan a las claras de un encuentro distendido con un objetivo: mostrarles a los miles de manifestantes del 18-A que el peronismo disidente trabaja para el armado de una nueva alternativa. "Escuchamos a la gente y dimos una respuesta casi inmediata: trabajar para armar una nueva oposición", afirmó Ferrari a LA NACION.

¿Cómo se armaría la nueva oposición con nombres ya conocidos? Dirigentes del denarvaísmo y también peronistas entusiasmados con el armado en común responden sin dudar. "Con propuestas programáticas concretas." En la reunión de ayer, De la Sota y De Narváez habrían comenzado a esbozar un documento con varios puntos en común: el no a la reforma constitucional que posibilite una nueva reelección presidencial está incluido en el temario. "Hablamos de 2013, pero también de 2015, porque la gente necesita un horizonte", agregó una fuente peronista.

Tal como informó LA NACION, De la Sota almorzó con De Narváez el lunes, antes de juntarse con peronistas bonaerenses en un restaurante del barrio de San Cristóbal. A diferencia de aquellas dos reuniones (la segunda fue multitudinaria) no se habló ayer de candidaturas o lugares en las listas bonaerenses para De la Sota y otros socios en el armado peronista opositor que también integran Roberto Lavagna, Hugo Moyano y Gerónimo "Momo" Venegas. Tampoco, según coincidieron las fuentes consultadas, se habló de Pro y Mauricio Macri.

"Él está armando su partido y sus candidatos en el país. Ésta es una foto peronista", respondieron desde ambos búnkeres. Nadie descarta, de todos modos, un acuerdo con Macri más cerca del cierre de alianzas electorales, previsto para fines de junio. Y más sí, como sostienen en el macrismo, antes de que termine abril se concreta de manera pública el acuerdo entre Lavagna y Macri en la Capital, que sostendrá la candidatura de aquél a senador porteño, secundado por Gabriela Michetti. En declaraciones radiales, De Narváez se manifestó a favor de buscar un acuerdo con "personas como "[Mauricio] Macri, [José Manuel] de la Sota, [Gerónimo] «el Momo» Venegas o Jesús Cariglino", entre otras.

Lejos de los micrófonos, De la Sota destinó un elogio al "crecimiento" de De Narváez en las encuestas de opinión. Desde el denarvaísmo hablan de un virtual "empate técnico" en intención de voto con Alicia Kirchner.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.