Suscriptor digital

Denuncia contra los Romero Feris

El presidente del Banco de Corrientes acusó a casi toda la familia de no pagar créditos pendientes
(0)
24 de marzo de 2000  

El presidente del Banco de Corrientes SA, Pedro Gioda, presentó una denuncia ante la Justicia con el fin de que se investiguen "diferentes carpetas con atraso en los pagos de créditos" que la entidad le habría otorgado a cuatro hermanos Romero Feris: José Antonio "Pocho" (senador nacional), Raúl "Tato" (ex gobernador e intendente destituido de la capital provincial), Carlos y Blanca.

Gioda, designado por la intervención federal que encabeza el ex gobernador cordobés Ramón Mestre, dijo que su misión, "más allá de tratar de cobrar las cuentas, es trasladar a la Justicia todas las irregularidades" que se han encontrado en la entidad.

El funcionario involucró a los cuatro hermanos Romero Feris (y a las esposas de José Antonio y de Raúl) en causas iniciadas por el otorgamiento de créditos millonarios a políticos y a empresarios vinculados con el poder correntino, que llevaron a una situación "ruinosa" al banco que cuenta con mayoría estatal.

Según Gioda, a pesar de que José Antonio Romero Feris "debía dinero al banco desde 1993, nunca fue ejecutado". Según los datos que manejan en la entidad, la deuda del senador ascendería, en valores históricos, a dos millones de dólares.

Gioda sostuvo que José Antonio Romero Feris "reconoce su deuda por los diarios, pero la niega ante los estrados tribunalicios", y que como advierte la intención del senador nacional de "no pagar su deuda", se solicitó a la Justicia que le embargue su dieta de legislador.

Quita de capital

El funcionario explicó que el directorio de la entidad está bajo sospecha y fue denunciado por supuesta "administración fraudulenta". Entre otros puntos, critica la resolución 83/97, por la que se estableció que "para cobrar dineros peligrosos o incobrables se habilitaba a la entidad a quitar hasta el 45 por ciento del capital adeudado".

Gioda comentó que lo más curioso fue que la resolución se hizo el 28 de mayo de 1997 por la tarde, y el 29 por la mañana Tato Romero Feris se presentó para acogerse a ese sistema y "cancelar dos deudas, una que rondaba los 900.000 dólares y otra de alrededor de 600.000 dólares".

"Nadie pareció tener en cuenta que en la página anterior a la que figuraba la autorización para condonarle el 45% de la deuda supuestamente incobrable figurara que el patrimonio de Romero Feris rondaba los nueve millones de dólares", comentó.

Gioda puso especial énfasis en destacar que las investigaciones que se están realizando en el banco correntino "no están dirigidas a personas con nombre y apellido, sino a todos los que aparezcan involucrados en irregularidades".

Por su parte, José Antonio Romero Feris dijo, en declaraciones a un diario correntino, que no deseaba polemizar sobre las acusaciones de Gioda, y que "serán los fallos de los magistrados los que desmentirán las falaces afirmaciones".

Precisamente, el interventor Mestre está buscando que se recobre la confianza en la justicia provincial, razón por la que está derivando este tipo de causas, vinculadas con prácticas supuestamente irregulares de las últimas administraciones correntinas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?