Denuncian a Oyarbide por bailar y cantar con "la Mona" Jiménez

Consejeros de la oposición harán hoy una presentación contra el juez por su conducta
(0)
28 de abril de 2011  

El programa original del juez federal Norberto Oyarbide era pasar un fin de semana de tranquilidad en Córdoba, pero hubo un cambio de planes y el viernes a la noche fue a ver el show de Carlos "la Mona" Jiménez: se subió al escenario, tocó "La última curda", bailó cuarteto y cantó el hit "Beso a beso" pegado a su amigo, ídolo absoluto en la provincia.

Las fotos y el video de aquella noche hicieron furor en Internet, pero serán además las pruebas de un expediente que se abrirá en su contra. Hoy, referentes del antikirchnerismo en el Consejo de la Magistratura presentarán una denuncia contra Oyarbide por posibles "actos ofensivos al decoro de la función judicial" que "podrían comprometer la dignidad de su cargo".

Así lo adelantaron a LA NACION sus promotores, el ex presidente de la Asociación de Magistrados Ricardo Recondo y el abogado Alejandro Fargosi. El senador Mario Cimadevilla (UCR) evalúa sumarse a ellos. "No es pacatería. Los jueces sabemos que debemos ser prudentes. Así como tenemos privilegios que son por la función, también tenemos prohibiciones especiales", dijo Recondo.

Oyarbide (que ayer hizo saber a LA NACION que no hablará del tema) ha sorteado acusaciones mucho más graves. En 2001, sobrevivió a un juicio político. Entonces, lo acusaban de proteger una red de prostíbulos y llevaba dos años en el centro de un escándalo: lo señalaban como cliente VIP de Spartacus, un burdel gay, y circulaba por televisión un video, supuestamente de él, en ese lugar.

En los últimos tiempos fue objeto de varias denuncias. El año pasado, el Consejo cerró la más delicada: la que lo investigaba por haber sobreseído a los Kirchner en la causa por enriquecimiento ilícito. Además, tiene otras dos abiertas, que no han sido siquiera tratadas este año: una por haber procesado a Mauricio Macri y otra por sus declaraciones sobre la mafia de los medicamentos.

"En algún momento hay que empezar. Al Capone fue a prisión por evadir impuestos", dijo Recondo. Para Fargosi, no es un tema menor. "A los jueces el sistema les da un monumental poder y eso tiene como contrapartida que las reglas que rigen su vida, tanto profesional como personal, son distintas. Su cargo es incompatible con exponerse meneándose con la Mona Jiménez. Y si lo invitaron es, justamente, porque es juez", afirmó.

La denuncia se basa en dos normas: la ley del Consejo y el reglamento para la justicia nacional. La primera incluye entre las faltas disciplinarias de los jueces "los actos ofensivos al decoro de la función judicial o que comprometan la dignidad del cargo", y establece que configurarán mal desempeño (causal de remoción) "los graves desórdenes de conducta personales". El segundo dice que los magistrados "deberán observar una conducta irreprochable".

Oyarbide –instructor de muchas de las causas de mayor voltaje político– nunca ocultó su vida social. Ya había viajado a Córdoba para homenajear a "la Mona", pero además, en los últimos años, caminó por la alfombra roja del Festival de Cine de Mar del Plata, asistió a una velada de box y posó para una foto con el vencedor; fue, vestido de jaquette , a la procesión de la virgen del Milagro, en Salta, y los habitués de la noche porteña lo cruzaron más de una vez en Esperanto, boliche favorito de vedettes y futbolistas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.