Desistieron de filmar el Monte Cervantes

La inmersión a 138 metros de profundidad, para tomar imágenes del casco del buque, ponía en riesgo la vida de los buzos
(0)
26 de octubre de 2000  

USHUAIA.- Vencidos por la marejada y la inestabilidad del tiempo, los documentalistas alemanes que se disponían a realizar el primer contacto humano con el casco de 13.700 toneladas del crucero Monte Cervantes, hundido desde 1954 en el canal de Beagle, a 138 metros de profundidad, cancelaron la inmersión porque "no están dadas las garantías de seguridad para los buzos", explicó el productor Karl Vandenhole.

Abatidos por la frustración, pero en parte recompensados con las tres horas de filmación obtenidas de la mole de acero, las primeras que se conocen desde el día del hundimiento, los expedicionarios preparaban anoche el retorno a la ciudad alemana de Hamburgo, donde fue construido el Monte Cervantes, en los astilleros Blohm y Voss, en 1927.

El buzo fueguino Héctor Monsalve, dueño del hallazgo del Monte Cervantes, aseguró que la medida adoptada por los alemanes "es prudente porque el buceo de profundidad programado para llegar a los 138 metros se iba a realizar al límite de la seguridad de los buzos".

De acuerdo con los planes, los buzos iban a descender con 180 kilogramos de equipo cada uno y respirar una mezcla de gases en lugar de aire comprimido sólo para tocar el casco de la nave, permanecer en la penumbra un máximo de diez minutos y regresar a la superficie en 171 minutos debido a las etapas de descompresión que debían realizar en el camino.

Las únicas imágenes que existen del crucero de lujo que varó en 1930, en el archipiélago Les Ecleraurs, a 9 millas náuticas de Ushuaia, fueron tomadas por un robot de la empresa Mariscope, capaz de portar una filmadora y un equipo de luces hasta los 300 metros de profundidad.

Los buzos profesionales Jens Höner y Olaf Goetsch trabajaron en silencio en el buque de apoyo La Fueguina, descargando los tanques que los iban a abastecer de dos mezclas de gases para la inmersión.

El director del documental, Marc Brasse, reemplazó las imágenes de profundidad al registrar a los buzos ayer cuando bajaron hasta los 70 metros siguiendo el cabo de guía.

El Monte Cervantes perteneció a la empresa Hamburgo Sud-Americana, medía 160 metros de eslora, 20 de manga, tenía capacidad para transportar 1200 pasajeros y 300 tripulantes a bordo.

El buque realizó su última escala en la capital fueguina el 21 de enero de 1930. Al día siguiente, mientras regresaba a Buenos Aires chocó contra un islote del archipiélago Les Ecleraurs. El golpe provocó un rumbo de treinta metros de largo en el casco.

El capitán del buque, el alemán Theodor Dreyer, única víctima del accidente, ordenó retroceder hasta montar el barco sobre una roca, lo que favoreció el abandono del buque.

El Monte Cervantes permaneció en esa posición durante 24 años, hasta que la empresa Salvamar intentó sacarlo de la encalladura y trasladarlo hasta la costa para desguazarlo.

La empresa de Leopoldo Simoncini montó un campamento y un obrador en el islote donde yacía el buque, que incluyó una sala de generación de energía eléctrica, un pañol de herramientas y maquinaria y alojamiento para los obreros.

Allí trabajó once años, desde 1943, en el reflotamiento, separando del casco la superestructura del barco, pero 20 minutos después de iniciado el traslado, el buque se hundió en el fondo del Beagle junto con la compañía que intentó reflotarlo.

La parte desmontada se hundió al pie del islote, entre los 20 y los 40

  • de profundidad y en un radio de 300m.
  • En ese sitio registraron imágenes de los mástiles, las dos enormes chimeneas, restos de los camarotes y tramos de escaleras de cubierta con las barandas metálicas en buen estado.

    También hallaron restos de la vajilla, cristalería, como dos chops y una jarra para cerveza, dos botellas de vino, faroles, ojos de buey, todo cubierto por formaciones coralinas, algas, almejas y un grueso manto de misterio.

    Más información

  • Se develó un misterio
  • Preocupa un derrame de gasoil en la bahía de Ushuaia
  • Encontraron el casco del Monte Cervantes
  • Lleva 46 años en el fondo del mar
  • El frío postergó el rescate del barco hundido
  • La pasión de un buzo
  • Sobrevivió para contar su historia
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.