Coronavirus en la Argentina: el pase a la cuarta etapa de la cuarentena podría extenderse más allá del 10 de mayo

El Gobierno y el comité de expertos estiman que "la reapertura progresiva" por el coronavirus podría demorarse más de 15 días
El Gobierno y el comité de expertos estiman que "la reapertura progresiva" por el coronavirus podría demorarse más de 15 días
Jaime Rosemberg
(0)
27 de abril de 2020  • 16:00

Los expertos del comité de infectólogos que asesoran al Gobierno contestan de manera análoga cuando les preguntan por el futuro. "Esto es día a día. Imposible pensar lo que va a pasar en quince días", afirman cerca del presidente Alberto Fernández, una opinión con la que coinciden los profesionales de la salud dedicados a tiempo completo a la lucha contra la expansión del coronavirus en el país.

Más allá del reconocimiento de una situación tan novedosa como impredecible, el Presidente anunció en su exposición del sábado pasado el comienzo de la tercera etapa de la cuarentena, en la que podría circular hasta la mitad del país, en principio hasta el 10 de mayo. Le seguirían otras dos etapas: la "reapertura progresiva", primero, y la más ansiada, la "nueva normalidad", ambas con fecha incierta de iniciación.

¿Cuándo termina la etapa que comenzó hoy? ¿Cómo serán las que vienen? En principio, los 15 próximos días no serán uniformes en todo el territorio nacional. Algunas provincias ya hicieron suya la autorización nacional para salidas "recreativas" y otras que no se sumaron "lo harán en los próximos días", según pronosticó el propio Presidente en declaraciones radiales. Pero nadie asegura, ni mucho menos, que esta tercera fase termine en dos semanas.

"Nos gustaría dar más certezas, porque lo que angustia es lidiar con la incertidumbre", asegura a LA NACION Florencia Cahn, infectóloga y miembro del comité de expertos. De todos modos, y sin hablar de plazos, Cahn asegura que durante la fase de reapertura progresiva podrían aparecer "reaperturas de negocios y servicios", además de la vuelta del transporte público, "siempre en pequeñas localidades sin circulación del virus" dentro de provincias con ningún o contados casos, con un tope del 75 por ciento de las actividades autorizadas (la actual es del 50 por ciento).

En el mismo sentido, el infectólogo Eduardo López –también miembro del comité de expertos- mencionó a LA NACION una cuarta etapa. "[Es posible] la reapertura de pequeños negocios, autorizar el trabajo de cuentapropistas como plomeros o pintores, algunas pymes, y la construcción al aire libre, todas con distanciamiento social y tiempos limitados", afirmó el jefe del departamento de medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

Los deportes al aire libre-como ya se autorizaron en Jujuy- también podrían extenderse a otros distritos, siempre cuidando la distancia social y con los cuidados sanitarios del caso.

Seguirán cerradas las fronteras, no habrá clases, transporte público interurbano ni espectáculos públicos ni fiestas. "Serán los últimos en volver", según coinciden los científicos que asesoran a Fernández. En el comité de expertos, pero también en el Gobierno, creen que en la actual etapa, denominada de "segmentación geográfica", será fundamental sostener la cuarentena para llegar a la cuarta "lo antes posible".

Dan como ejemplo provincias sin casos en los últimos días -Jujuy, Salta, La Pampa, San Luis, San Juan, Entre Ríos- algunas de las cuales ya cuentan con nuevas exenciones y que serían las primeras en pasar a la siguiente fase. Más allá de las "salidas recreativas" parciales que podrían ponerse en marcha, todo seguirá igual en la zona metropolitana, Córdoba, Santa Fe y otros distritos complicados, como Chaco y Tierra del Fuego.

Las condiciones para pasar de fase son, al menos, tres, según el infectólogo López, también miembro del comité de expertos:

-Que no se incrementen demasiado la cantidad de camas cubiertas de terapia intensiva (hoy hay sólo 146 ocupadas, de un total de 4200 disponibles).

-Que no aumente de manera descontrolada el número de fallecidos.

-Que se alargue el tiempo que tardan en duplicarse los casos.

En este último punto, el Presidente afirmó que el índice es, actualmente, de 17 días. "Hasta que ese índice no llegue a 25 días, no podremos seguir avanzando", agrega Cahn, otra de los profesionales que asesora al Poder Ejecutivo.

"Nueva normalidad"

En este contexto, hablar del comienzo de la "nueva normalidad", con bares, templos y shoppings abiertos, clases y espectáculos como el fútbol (todos con prevenciones y medidas de distanciamiento) parecen hoy una utopía.

Los expertos advierten sobre los peligros de la llegada del invierno, y aunque afirman que las actuales condiciones son "positivas" por la escasa cantidad de casos en comparación con la realidad de otros países, está aún lejos la posibilidad de autorizar a "más del 75 por ciento de las actividades" a retomar tareas "con hábitos de higiene y cuidado sostenido", según los planes de la Casa Rosada para esa última etapa, que no llegaría antes de pasado el invierno en el hemisferio sur. "Creo que nos va a llevar un poco más de tiempo (que los 15 días previstos) pasar a la reapertura progresiva", asegura López.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.