El gobierno porteño respaldó al ministro de Educación y apuntó a la Rosada

En la jura de ministros, Macri describió a su equipo como "gente con buenas intenciones"; repasó su gestión y se jactó de haber "aprendido de los errores" ; agregó que, pese a las "trabas" de las que acusó a la Casa Rosada, la Policía Metropolitana estará en la calle en los próximos días; "No nos van a comprar", reiteró
(0)
11 de diciembre de 2009  • 18:39

Mauricio Macri aprovechó la jura de Abel Posse como nuevo ministro de Educación porteño para hacer una fuerte defensa de su nuevo colaborador y del rumbo de su gobierno. Además, volvió a arremeter contra la Casa Rosada por la policía.

Tras un apurado repaso de lo que llamó los "logros" de su gestión, aseguró: "Estoy orgulloso de haber armado un grupo de gente sana con buenas intenciones que hace y, como los que hace, se equivoca".

Tras darle "la bienvenida" a "Abel", como se refirió al escritor y diplomático, y "las gracias" a "Mariano", en alusión al ministro saliente, Mariano Narodowski, acusado en la causa por espionaje, se jactó de estar al frente de un equipo capaz de reconocer equivocaciones. "Hemos aprendido de nuestros errores", dijo.

Fue pocos minutos después de haberle tomado juramento a Posse como nuevo ministro de Educación de la ciudad en medio de las fuertes críticas que su designación generó tanto en el ámbito político como en los gremios docentes.

Cuando promediaba su discurso, volvió a embestir contra la Casa Rosada por el traspaso de la policía. "La seguridad es nuestra segunda prioridad y claramente la primera preocupación de nuestra gente. Producto de que el Gobierno no nos quiso pasar la policía metropolitana que ya existe dentro de la policía federal, aceptamos el desafío y armamos nuestra policía desde cero", afirmó.

Y completó: "La Policía Metropolitana es un hecho. Dentro de pocas horas y días va estar en las calles para combatir el delito y recuperar la paz y tranquilidad en la ciudad de Buenos Aires".

Antes de despedirse, volvió a desafiar a la Casa Rosada. "No nos van a parar. No nos van a comprar", exclamó.

Otro capítulo. De hecho, esta mañana, el gobierno nacional había renovado su enfrentamiento con Macri justamente por haber elegido a Posse para el cargo.

Una vez más, el encargado de la embestida fue Aníbal Fernández. "Me parece que van a tener algún dolorcito de cabeza con un personaje de estas características", vaticinó el jefe de Gabinete en declaraciones a radio Millenium consignadas por las agencias Télam y DyN.

"Es un misógino por excelencia y un hombre faccioso con una dudosa formación democrática, un enorme burro", completó en obvia alusión a Posse.

En la misma línea, trazó un sombrío panorama a partir de su llegada al Ministerio de Educación. "Es una catástrofe para la totalidad de los componentes de un gobierno porteño".

Además, Fernández volvió a recordar el pasado de Posse como funcionario de otras administraciones. "Estuvo del lado de los gobiernos de facto defendiendo su propia política de aquellos que fueron responsables del terrorismo de Estado".

Y completó: "Que venga un personaje, que porque escribió cuatro libros y cada vez que tiene oportunidad los pone arriba de una mesa para pavonearse y que la gente le masajee el ego, a darnos instrucciones o a enseñarnos cómo tenemos que hacer para gobernar desde su concepción facciosa, la verdad que me repugna", lanzó.

Cruces. En una columna que LA NACION publica en su edición de hoy, el jefe de Gabinete cuestionó con dureza las afirmaciones de Posse en una columna publicada ayer por este diario.

Posse, por su parte, en un reportaje que LA NACION también publica hoy, aseguró decir "lo que piensa la mayoría de los argentinos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.