El Gobierno pretende reflotar el proyecto de reforma electoral

Insistirá en marzo sobre la iniciativa, que prevé la utilización de la boleta única electrónica
Laura Serra
(0)
4 de enero de 2017  

El Gobierno insiste: la reforma electoral, incluida la boleta única electrónica, sigue viva. Pese a que el kirchnerismo en el Senado cajoneó el proyecto a fines del año pasado, el oficialismo volverá a la carga en marzo próximo, una vez que el Congreso retome su ritmo habitual de sesiones, para avanzar en su sanción. El bloque peronista del Senado, a priori, está dispuesto a dar el debate.

Por una cuestión elemental de tiempos, el Gobierno admite que, de ser aprobada, la reforma electoral no podrá aplicarse este año sino recién en las elecciones presidenciales de 2019. Si bien sólo resta la media sanción del Senado -la Cámara de Diputados la aprobó en octubre pasado-, se descuenta que el proyecto tendrá importantes modificaciones. La discusión pasará por tres ejes: primero, y más importante, qué nuevo instrumento de votación se aplicará, si la BUE, la boleta única de papel u otro sistema; segundo, si este nuevo régimen debería instrumentarse de manera gradual en las provincias, y tercero, la inclusión en el proyecto de un plan B en caso de que el nuevo instrumento de votación tenga complicaciones.

"Está claro que habrá modificaciones al proyecto -confirmó a LA NACION el senador Juan Manuel Abal Medina, quien la semana pasada se reunió con el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez-. La idea es retomar el debate a partir de marzo próximo porque tenemos el desafío de llevar adelante las mejoras pendientes en materia electoral. La intención es avanzar sin los plazos tan breves que se nos impusieron el año pasado."

Pérez coincidió. "Vamos a propiciar que en marzo el Senado trate la reforma electoral aprobada en Diputados con un consenso muy amplio. Es importante avanzar con una reforma integral que plantea la boleta electrónica, el fin de las colectoras y las candidaturas múltiples, el traspaso de facultades a la justicia electoral, mayores controles al financiamiento y paridad en las listas, todas medidas que favorecen la transparencia y la confiabilidad de nuestro cuestionado sistema electoral."

De incorporarse modificaciones al proyecto, tal como se descuenta, éste deberá volver a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva. Allí, el diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, ya anticipó que en marzo próximo también volverá a la carga sobre uno de los capítulos contenidos en la reforma electoral: la paridad de género, una bandera de su esposa, Malena Galmarini.

"Queremos insistir en la paridad. Si no sale la reforma electoral, queremos avanzar con un proyecto similar que ya tiene media sanción del Senado", anunció el tigrense.

El funcionario rechazó, a priori, la posibilidad de fraccionar el proyecto con media sanción para que en las próximas elecciones se pueda aplicar, al menos, el capítulo referido a las buenas prácticas electorales que impidan el fraude. "Creo que fragmentar la discusión y postergar para más adelante el tema del instrumento electoral será contraproducente. No estamos lejos de acordar una reforma integral. Queremos aprovechar el momento", enfatizó.

El funcionario confía en que el año próximo el clima político sea más propicio que antes para avanzar en el debate. A fines de 2016, el bloque del PJ-FPV, que conduce Miguel Pichetto, atravesó serias turbulencias internas por la oposición intransigente del kirchnerismo al gobierno de Mauricio Macri. Para evitar (o al menos postergar) una posible ruptura de la bancada, Pichetto congeló en aquel momento la reforma electoral. Pero, como insistió Abal Medina, el debate no está muerto.

"Es fundamental que el Poder Ejecutivo no cometa los mismos errores y apure, como quiso hacer el año pasado, la aprobación de la reforma electoral. El debate debería hacerse sin premuras para que a lo largo de 2018 se tenga el tiempo suficiente para instrumentarlo y aplicarlo en las presidenciales del año siguiente", aconsejó el ex director nacional electoral Alejandro Tullio.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.