El jefe de la misión del FMI negó que haya temor por un cambio de gobierno

Roberto Cardarelli, ayer, al salir de la Uocra
Roberto Cardarelli, ayer, al salir de la Uocra Fuente: Télam
"No le tememos a nada", dijo Roberto Cardarelli tras reunirse con la cúpula de la CGT y ser consultado por un regreso de Cristina Kirchner; afirmó que "lo peor ya pasó"
Nicolás Balinotti
(0)
14 de mayo de 2019  

"No le tememos a nada". La contundente frase fue pronunciada en la tarde de ayer por Roberto Cardarelli, jefe de la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la Argentina, al ser consultado por un posible regreso de Cristina Kirchner a la presidencia. Fue al salir de la reunión que mantuvo con la cúpula de la CGT, donde, según trascendió, también dio por hecho que el Fondo mantendrá "el diálogo y colaboración a futuro con este o cualquier otro gobierno".

Cardarelli no se quedó ahí. Abordado por la prensa, se mostró optimista de cara al futuro de la economía del país. "Creemos que lo peor ya pasó. El crecimiento debería mejorar y la inflación debería bajar en los próximos meses. Claramente hay riesgos, pero lo peor ya pasó", afirmó, según consignó Télam.

Puertas adentro, al encuentro no le faltaron tampoco intercambios jugosos. "Nos reunimos y nos escuchan más ustedes que el Gobierno", dijo casi como una ironía el ferroviario Omar Maturano tras el apretón de manos con Cardarelli. Así, rompió el hielo de la tercera reunión cara a cara en menos de un año entre la cúpula de la CGT.

No hubo planteos formales de los sindicalistas al organismo de crédito, aunque abundaron las críticas al Gobierno por su impericia para resolver la inflación y la caída del empleo. Los gremialistas consideraron "tardía" la convocatoria a debatir los diez puntos para un acuerdo de estabilidad. "Macri carece de confianza y confiabilidad", planteó un dirigente que tiene curiosamente buen vínculo con la Casa Rosada.

El diagnóstico de la CGT, en definitiva, no se alteró demasiado con respecto al que le presentó el 21 de febrero al auditor italiano del FMI. Los gremialistas insistieron en que se agravó la caída del empleo a pesar de un decreto presidencial que obligaba a las empresas a comunicar las cesantías en el Ministerio de Producción y Trabajo con 10 días hábiles de anticipación. También hubo objeciones sobre la reactivación económica: el repunte que el FMI vislumbra para septiembre no fue compartido por los gremios.

Cardarelli negó que el FMI haya tenido injerencia en el decálogo que Macri les envió a los opositores. La CGT reiteró su preocupación porque uno de los diez ítems se refiere a la necesidad de reformar la legislación laboral. El jefe de la misión del fondo advirtió que prevén números negativos para el PBI y las inversiones de 2019. Se mostró a gusto con el tipo de cambio actual, al que calificó de "competitivo", aunque hubo referencias a la volatilidad del dólar ante la incertidumbre inflacionaria. "La suba constante de los precios nos inquieta", dijo Cardarelli, según contaron fuentes sindicales.

Participaron del encuentro en la sede de la Uocra los dirigentes Gerardo Martínez, que ofició de anfitrión; Andrés Rodríguez (UPCN), Maturano (La Fraternidad), Rodolfo Daer (Alimentación), Julio Piumato (Judiciales), Enrique Salinas (UOM) y Mario Calegari (UTA).

La CGT reunirá hoy a su consejo directivo para discutir un paro general, que podría darse a fin de mes. "El paro está latente", dijeron ayer fuentes sindicales. A la delicada situación económica, con caída de empleo y salarios, sumó tensión la demora oficial en el reintegro del dinero para las obras sociales sindicales. Atentos a este reclamo, la Superintendencia de Servicios de la Salud comenzó ayer con el reparto de $500 millones sobre un total de 2100 millones que el organismo pretende distribuir durante este mes. Eso ayudó a apaciguar los ánimos en la central obrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.