El oficialismo dio vuelta 15 derrotas en los municipios y el PJ gobernará 70 distritos

Juntos por el Cambio gestionará 62 intendencias, pero solo retuvo cinco en el conurbano, que vuelve a estar dominado por el peronismo
Marcelo Veneranda
(0)
29 de octubre de 2019  

A fuerza de corte de boleta y un repunte de Mauricio Macri, sobre todo en el norte de la provincia, 15 intendentes de Juntos por el Cambio lograron remontar la derrota de las PASO y consiguieron su reelección. Evitaron, así, que el Frente de Todos desequilibrara el tablero provincial como lo había hecho en las primarias de agosto, cuando se impuso en 87 de los 135 municipios bonaerenses.

En sentido inverso, ninguno de los cuatro intendentes del Frente de Todos que perdieron en las PASO logró dar vuelta el resultado: Monte, Necochea, Saavedra y Capitán Sarmiento pasaron a manos de candidatos "sin tierra" de Juntos por el Cambio.

El reparto: 70-62-3

Aunque aún persisten dudas en torno de la definición de un distrito, Roque Pérez, el peronismo se quedaría con 70 partidos bonaerenses, ocho más de los que ponía en riesgo. Juntos por el Cambio, por su parte, pasaría a gobernar 62, siete menos de los que controlaba.

En realidad, Cambiemos perdió 14 distritos propios, los más importantes en el conurbano, y sumó siete localidades que estaban en manos del peronismo, todas en el interior provincial. Un deslizamiento que afectará seguramente la identidad y el equilibrio de fuerzas de la saliente alianza oficialista. De los 24 municipios que componen el conurbano, de hecho, Juntos por el Cambio gobernará solo cinco. El PJ recuperó su peso histórico en la región.

Solo tres municipios escaparon al bipartidismo dominante: Chivilcoy, donde Guillermo Britos consiguió la reelección con la boleta de Consenso Federal; Tres Arroyos, en manos del vecinalista Carlos Sánchez, y Villarino, gobernado por el también vecinalista Carlos Bevilacqua.

Revanchas con tijeras

Por el brusco giro logrado frente a las PASO, donde fueron arrastrados por la boleta de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la atención en la noche del recuento estuvo puesta inevitablemente en el fuerte corte de boleta que practicaron los intendentes macristas del conurbano.

Macri y María Eugenia Vidal solo ganaron en dos distritos cercanos a la General Paz: Vicente López y San Isidro, donde sus intendentes, Jorge Macri y Gustavo Posse, fueron reelegidos por amplio margen.

San Miguel, gobernado por Jaime Méndez y apadrinado por el ministro de Gobierno de Vidal, Joaquín de la Torrre, volvió a ser el abanderado en el uso de las tijeras. Como en las PASO, invirtió el resultado nacional. Méndez consiguió el 55% de los votos, contra 38% de Franco La Porta, mientras Macri cosechaba el 37% y Fernández, el 51%.

Con la misma receta, Diego Valenzuela retuvo Tres de Febrero y dio vuelta el resultado de las PASO: sacó 9 puntos más que la boleta de Macri, cuando en las PASO había perdido por ocho puntos ante el Frente de Todos. Más a fondo fue Néstor Grindetti para conservar Lanús: consiguió 15 puntos más que el Presidente, tras haber perdido por 14 la elección en agosto. Completó el combo Julio Garro, en La Plata, que sumó seis puntos más que Macri. En las PASO, había caído por 10 puntos ante el Frente de Todos.

En la tercera sección electoral, también dieron vuelta la elección Jorge Etcheverry (Lobos) y Daniel Cappelletti (Brandsen), mientras que Gonzalo Peluso (que había ganado las PASO) revalidó su gestión en Magdalena. En la primera sección, Alejandro Federico revirtió la derrota de agosto y fue reelegido en Suipacha. Como en las PASO, Sebastián Abella venció en Campana.

Lo demás fue tierra arrasada: Cambiemos perdió el control de Pilar, donde Federico de Achával se impuso por 1,4 puntos al intendente Nicolás Ducoté; Morón, donde Lucas Ghi desplazó a Ramiro Tagliaferro por tres puntos, y Quilmes, donde Mayra Mendoza superó por seis a Martiniano Molina.

Dentro de la primera sección, el oficialismo también perdió Luján y General Rodríguez. En la tercera, San Vicente y Berisso.

El repunte del "Sí se puede"

Oficialistas y opositores aún no encuentran una mejor explicación que el estímulo de las visitas y recorridas del Presidente tras la derrota de las PASO para explicar cómo Macri, Vidal y sus candidatos municipales mejoraron notablemente sus números en el norte de la provincia,

El giro fue evidente en la cuarta sección, donde siete intendentes de Cambiemos lograron revertir la derrota de las PASO: un vuelco que se dio en Junín, 9 de Julio, Chacabuco, Bragado, Viamonte, Rivadavia, Alem y Florentino Ameghino. Otros cuatro intendentes oficialistas confirmaron su triunfo de agosto, con lo que Juntos por el Cambio se quedó con 11 de los 19 distritos de la sección.

Con menor alcance, el giro se dio en la segunda sección. Cecilio Salazar dio vuelta la derrota de las PASO, pero también hubo candidatos "sin tierra" del oficialismo que arrebataron distritos al kirchnerismo puro: Javier Iguacel, en Capitán Sarmiento, y Francisco Rato, en San Antonio de Areco.

La UCR, afectada pero en pie

El radicalismo, que arriesgaba 41 distritos, perdió siete y sumó dos nuevos. Además de las esperadas derrotas de Jorge Nedela en Berisso y Mauricio Gómez en San Vicente, dos distritos con historia peronista, la UCR cayó también en bastiones como General Guido, Carlos Tejedor, Salliqueló, Mar Chiquita y Coronel Suárez. Sumó, por otro lado, los distritos de Saavedra y San Miguel del Monte.

Jorge Macri vuelve a pedir pista

Apenas una horas después de ratificar su reelección en Vicente López, Jorge Macri no solo se encargó de anunciar a los cuatro vientos que ayudó en la victoria de 15 municipios "grandes" y destacar la amplia ventaja que obtuvo sobre el Frente de Todos. Tras años de perder pulseadas para candidatearse a la gobernación, el intendente subrayó que se rompió "el mito del problema" de llevar "un Macri en la boleta".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.