El PJ no dará su aval en el Senado al proyecto para reprogramar la deuda local

Crédito: Prensa Senado
"Vamos a hacer la plancha", señalan desde el peronismo; aclaran que no rechazarán la iniciativa, pero aconsejan que se use un DNU
Gustavo Ybarra
(0)
4 de septiembre de 2019  

El peronismo no rechazará pero tampoco le dará su aval en el Congreso a las medidas anticipadas por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para prorrogar los plazos de los títulos de la deuda nacional con vencimientos de mediano plazo y que el oficialismo todavía pretende consensuar con la principal fuerza de oposición legislativa.

"Las medidas que tengan que tomar que las hagan por DNU (decreto de necesidad y urgencia), nosotros vamos a hacer la plancha", fue la respuesta que le dio a LA NACION un senador del Bloque Justicialista que blanqueó así la orden recibida de Alberto Fernández.

Confirmó que el peronismo se declarará prescindente ante la intención del oficialismo de obtener un aval legislativo de la oposición a los remedios para paliar la crisis económica y financiera adoptados por el Gobierno en los últimos días.

Sin embargo, y como contrapartida, la postura del PJ implica que tampoco tomará acciones para rechazar las decisiones tomadas por la Casa Rosada por decreto de necesidad y urgencia, las que deberán ser analizadas en los próximos días por la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo.

"No vamos a hacer nada", insistió el legislador, quien aclaró que el panorama podría cambiar si el Gobierno tomara alguna medida que afecte de manera grosera la estabilidad financiera del próximo gobierno.

La decisión fue analizada ayer en una reunión de mesa chica de la bancada de senadores del PJ, que conduce Carlos Caserio (Córdoba), y responde a las directivas recibidas del candidato presidencial del Frente de Todos, que se encuentra de gira por la península ibérica.

El mensaje de Fernández ya fue puesto en conocimiento de los negociadores del oficialismo y explica la decisión, adoptada anteayer, de suspender la visita de Lacunza a la Comisión Bicameral de Control de la Deuda, que iba a realizarse esta tarde, y la postergación del envío al Congreso del proyecto de ley que anunció la semana pasada el ministro con la intención de postergar los vencimientos de los títulos de deuda local.

De hecho, fuentes de Cambiemos confiaron a LA NACION que hasta ayer en el Gobierno se seguía debatiendo la posibilidad de plasmar la propuesta en un proyecto de ley. "Hay dos bibliotecas: están los que dicen que hace falta una ley y los que creen que no es necesario, que se puede tomar por decreto de necesidad y urgencia", explicó un legislador con acceso a la mesa de acción política que creó el oficialismo la semana pasada.

La misma dicotomía tenía Caserio la semana pasada, cuando en diálogo con LA NACION se planteó la duda sobre si la prórroga de los plazos de los títulos de la deuda requería de un aval legislativo o podía ser tomada por decreto.

Ya en ese momento en el peronismo imperaba la idea de que no era necesaria la aprobación del Congreso, que el Gobierno estaba habilitado para hacerlo de manera unilateral como había cerrado los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional.

Aún enterados de la prescindencia del PJ, en el oficialismo todavía confiaban en abrir canales de diálogo con la oposición para conseguir algún tipo de respaldo a las medidas. Con ese objetivo, ayer comenzaron a trajinar teléfonos el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

Una de las posibilidades que se barajaban era organizar contactos entre los referentes de los bloques opositores con Lacunza y su equipo. Todo indica que esas gestiones terminarán en fracaso. "No vamos a ir a ninguna reunión", anticipó a LA NACION un senador del PJ, quien aclaró que tampoco habrá gestos que puedan empeorar la situación. "Si viene el ministro [Lacunza] lo vamos a recibir y a escuchar, pero nada más", agregó.

En la reunión de mesa chica del Bloque Justicialista de ayer quedó casi sepultada la posibilidad de que el Senado sesione antes de las elecciones del 27 de octubre. Evitar cometer errores no forzados es la idea que prevalece en el peronismo por estas horas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.