El terror a Cristina

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Editorial Carlos Pagni

29:18
Video
(0)
23 de abril de 2019  • 01:00

Escuchá la columna en formato podcast

A continuación sus principales conceptos:

  • Es difícil encontrar un momento en la historia argentina, por lo menos de la democracia que se refundó en el 83', de tanta incertidumbre electoral como el actual momento político. Esta situación se profundiza porque aparecieron en los últimos días datos de encuestas muy creíbles que empiezan a conmover algunos dogmas en los que se encuentra asentada la vida pública.
  • Sin embargo, hubo entre todas las encuestas una muy importante por los efectos que produjo la semana pasada. Un sondeo de Isonomía, una consultora muy certera que produjo un impacto muy fuerte, sobre todo en el mercado financiero. Básicamente, la novedad que trajo es la posibilidad de un escenario de ballottage donde Cristina Kirchner le gana a Mauricio Macri por 9 puntos.
  • El resultado del sondeo produjo un estado de pánico, principalmente en los tenedores de bonos que presumen que si Cristina vuelve al poder las posibilidades de default -que ella no pueda o quiera pagar la deuda- sean muy reales, y por lo tanto hay que desprenderse de esos activos argentinos. Ese fue el motivo que hizo que trepara la semana pasada notoriamente el riesgo país.
  • La primera rareza que se evidencia en la muestra es que se verifica que muchos votantes que hace 15 días votaban por Macri pasaron directamente a elegir a Cristina. ¿Se puede cambiar tan rápido? O acaso lo que desmuestra es un momento de bronca. Y si se tratara de un voto castigo: ¿Se puede sostener en el tiempo o es solo el resultado de un malestar momentáneo?
  • En la misma encuesta aparece que un 60% de los encuestados dicen no saber a quién van a votar en las elecciones de octubre. Un nivel de incertidumbre extraordinario en el público, lo cual es de sentido común porque aún se desconocen los candidatos. Por el momento, se presume que Macri muy probablemente será candidato, más allá de algunos cuestionamientos dentro del propio Cambiemos. Cristina, que sería el otro término de esta polarización, todavía no sabe o no contesta, a pesar de que todo indicaría que se presentará.
  • Otro dato interesante de esta encuesta, que entraña un mensaje, en principio para el peronismo no kirchnerista, es que no habría una tercera posición. O es Macri, o la candidata para castigarlo, Cristina Kirchner. Esto es sumamente importante porque refuerza la idea de una dinámica de polarización, similar a la que se dio en otras sociedades, sin ir más lejos en Brasil.
  • También arroja un mensaje para el radicalismo, porque si es verdad que hay un sector dentro del partido que está pensando en una candidatura de Roberto Lavagna, hasta ahora pareciera ser más un fenómeno de la oferta política.
  • Da la impresión de que hoy Cristina no es un problema del peronismo, sino que empieza a ser la solución más aceptable para ese movimiento político, ya que es la que más votos capta y los que pretenden desafiarla no logran superarla o alcanzar la mitad de los votos.
  • También son problemáticas las relaciones entre el radicalismo y Lavagna. En reuniones que sostuvo con Martín Lousteau, el exministro de económica se mostró abierto a ir a un interna dentro de Cambiemos que le permitiría al radicalismo eliminar su tensión interna, pero contra María Eugenia Vidal y no contra Macri. Eso también es un problema para los radicales y, a su vez, beneficia directamente al Presidente. Porque aquellos que quieren remplazarlo no encuentran la jugada perfecta para hacerlo dentro del espacio antikirchnerista.
  • Asimismo, la encuesta arroja otros dos fenómenos relevantes: el supuesto en el que se apoyaba el Gobierno, aquel dogma que decía que Cristina era "invotable", es muy cuestionable ahora. Básicamente lo que se empiezan a advertir en los sondeos es que la inflación comienza a perturbar la percepción de determinados fenómenos.
  • Por un lado, el pasado de la exmandataria se atenúa para alguien que está muy preocupado por la situación presente. Por el otro, lo que eran virtudes del Gobierno en las encuestas, desde el estilo institucional hasta la política de seguridad, se empiezan a relativizar frente al gran vicio del oficialismo: no poder controlar la inflación.
  • De los anuncios del miércoles pasado en las medidas que más creen dentro del Gobierno son las que tienen que ver con el mercado de cambios. Ponerle un techo fijo a la banda cambiaria que no pueda ir más allá de 51 hasta fin de año.
  • La polarización con Cristina afecta el mercado de cambios y aquellos que más se asustan con la posibilidad de que la exmandataria vuelva son los primeros que salen a comprar dólares. Por ende, cuanto más macrista es el votante, y más se asusta con Cristina, mayor daño le hace a Macri comprando dólares.
  • Sin embargo, todo este análisis descuenta algo que nunca hay olvidar y que son las dificultades estructurales que tiene Cristina Kirchner para competir, las cuales ella conoce muy bien. La expresidenta tiene un gran activo intelectual para un político, que es saber cómo la ven quienes no la quieren. Ella sabe que irrita a una parte muy importante de la Argentina y por lo tanto desaparece. Pero deberá aparecer en un momento y cuando así sea, ¿seguirá siendo competitiva?.
  • De todas formas, esto no quiere decir que la sociedad argentina y, sobre todo, algunos segmentos del poder no estén tomando nota de la posibilidad de un regreso de Cristina. El primer lugar donde se evidencia esto es en la Justicia. Justamente, ayer, el diario LA NACION tituló en tapa: " La Justicia desacelera las causas de corrupción ante la incertidumbre electoral".
  • Esto corroboraría la presunción de que muchos jueces, sobre todo los del fuero federal, a quienes les toca juzgar a funcionarios públicos, miran más el vaivén del poder que el expediente.
  • Esta relación entre el poder y la Justicia se manifiesta de muchas formas, pero parecería corroborar que existe una tradición en la Argentina donde la Justicia no juzga al que tiene el poder y eso se puede observar, también, en relación al Gobierno.
  • ¿Por qué importa todo esto? Si hay algo en lo que el Gobierno se puede fortalecer en la campaña electoral es justamente en la transparencia institucional y judicial.
  • Pero la Argentina es el país mas rezagado en sancionar todo lo que tiene que ver con la causa Odebrecht . En Perú se acaba de suicidar Alan García , se han puesto también en cuestionamiento a Fujimori y su familia, que manejan el Congreso. Se trata de jueces que van contra el poder. Por el contrario, acá pareciera que si uno tiene el poder o está por tenerlo tiene determinado grado de impunidad.
  • Por recordar a Yabrán que dijo: "Poder es impunidad"

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.