El "Tigre" Acosta dijo que "en la ESMA se privilegió la vida"

Al declarar en el juicio oral, insistió en que él "es víctima de una persecución político-jurídico-mediática"
(0)
4 de febrero de 2013  • 19:35

En su declaración en el juicio oral conocido como "ESMA III", el represor Jorge "el Tigre" Acosta rechazó las acusaciones en su contra y sostuvo que es víctima de una "persecución político-jurídico-mediática".

"En la ESMA se privilegió la vida, aun yendo en contra de los procedimientos", sostuvo Acosta ante la incredulidad de varios querellantes, contaron a DyN testigos de la audiencia.

Incluso, Acosta denunció ser víctima de una "persecución" a la que consideró fruto de varios frentes: "política, jurídica y mediática", dijo.

En ese sentido, el ex marino puso como ejemplo la famosa foto en donde se lo veía con las entonces vedettes Noemí Alan y Adriana Brodsky, mientras cientos de personas morían en los centros clandestinos de detención.

Acosta aseguró que aquél encuentro fotografiado en la década de la dictadura se limitó a "un trato protocolar" porque esas mujeres eran compañías de elenco del actor Rolo Puente, al que conocía.

Al iniciar su indagatoria, Acosta se extendió durante varios minutos sobre sus condiciones de detención, y el tribunal tuvo que conminarlo a responder sobre los hechos por lo que está siendo juzgado, junto a más de un medio centenar de acusados. Más tarde, se dedicó a ir caso por caso y nombre por nombre de los hechos que se le adjudican, limitándose a señalar cuáles conocía pero sin aportar ningún elemento de relevancia.

Su rol en la última dictadura

Desde su cargo de capitán de fragata, Acosta era quien tomaba las decisiones sobre tortura y muerte en la ESMA, y se le adjudica haber sido quien resolvió arrojar al río al grupo de monjas francesas Duquet y Domon y las madres de Plaza de Mayo comandadas por Azucena Villaflor.

En 2011, Acosta ya había sido condenado a perpetua por esos crímenes ocurridos en la EMSA en 2011 junto a los ex marinos Alfredo Astiz y Adolfo Miguel Donda.

El año pasado, en tanto, recibió la pena de 30 años de prisión por el plan sistemático que funcionó durante la dictadura para apoderarse de niños nacidos en cautiverio.

Y ahora es uno de los 68 acusados por los llamados "vuelo de las muerte" que funcionaron en ese centro clandestino de detención y que constituyen este debate conocido como "ESMA III".

Desde fines del año pasado, el Tribunal Oral Federal N 5 de la Capital, a cargo de los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Leopoldo Bruglia, investiga 789 hechos ocurridos en aquel centro clandestino de detención y es la primera vez que se juzgará a civiles por los vuelos desde los cuales se trasladaba a los detenidos narcotizados para lanzarlos al río.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.