El Vaticano confirmó que en los próximos meses podrían consultarse los archivos de la dictadura