Elecciones 2019: votó más del 80% y hubo más participación que en las PASO

El incremento fue un factor determinante para que Macri achicara la diferencia con Fernández; sin embargo, no llegó a los valores que pretendía el oficialismo; la provincia con menor concurrencia fue Santa Cruz
(0)
28 de octubre de 2019  

La participación en las elecciones de ayer superó el 80 por ciento. La concurrencia a las urnas creció más de 4 puntos respecto de las primarias de agosto pasado, cuando votó el 76 por ciento del padrón.

Los nuevos votantes fueron una de las claves que le permitieron a Mauricio Macri mejorar su desempeño, en comparación con las PASO. Constituían, en los papeles, la gran esperanza del oficialismo para forzar un ballottage, pero no le alcanzó.

Históricamente, entre las PASO y las elecciones generales aumenta la concurrencia de votantes. En 2015, creció del 75% al 81% y fue la clave por la que Macri pasó del 30% al 34% de votos y Daniel Scioli -el entonces candidato kirchnerista- bajó su caudal de sufragios del 38% al 37 por ciento.

Ayer, desde las nueve de la mañana, en algunas escuelas se formaron largas filas de votantes, que avanzaron de manera pausada hacia las urnas. En otros establecimientos, los pasillos aún lucían un tanto vacíos, aunque ese panorama se modificó con el paso de las horas.

Lo cierto es que la mirada del macrismo, desde muy temprano, estuvo puesta en una activa afluencia de votantes. En el oficialismo seguían con mucha atención los informes que iban llegando desde el territorio. Fue un foco que se mantuvo hasta el cierre de los comicios.

En la Casa Rosada sabían que necesitaban que votara alrededor del 84% de quienes estaban habilitados a hacerlo, para evitar una derrota en primera vuelta. Se trataba de una meta difícil de alcanzar.

Solo hubo un nivel similar de participación cuando la Argentina volvió a la democracia, en 1983. También hubo una cifra similar de concurrencia de votantes en 1989. En esas elecciones se llegó a un récord del 85,61%, en 1983, y 85,31%, en los comicios de 1989.

Ayer, con el 95,8% de las mesas escrutadas, el nivel de participación en la provincia de Buenos Aires era de 82,4 por ciento. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la concurrencia llegaba al 80,05%, con el 98,97% de las mesas computadas.

La asistencia fue bastante pareja en todo el país. Anoche, al cierre de esta edición, los cómputos mostraban una participación por encima del 80 por ciento en la mayoría de las provincias. Por debajo, pero superando el 77%, fue la concurrencia a las urnas en Catamarca, Chaco, Chubut, Formosa, La Rioja y Santa Fe.

En Salta y en Tierra del Fuego, la participación rondaba el 76 por ciento. La provincia que mostraba la menor asistencia de votantes habilitados para sufragar, con los cómputos disponibles al cierre de esta edición, era Santa Cruz, donde la participación se acercaba al 74 por ciento.

Pero, incluso en Santa Cruz, la cantidad de gente que asistió fue mayor que en las PASO, cuando la marca registrada había sido del 70,96 por ciento.

La jornada

La jornada electoral empezó ayer sin sobresaltos en casi todas las mesas del país. "Según nuestros sistemas de monitoreo, a través del Correo, el Comando General Electoral y delegados, aproximadamente a las 8.20 estaban habilitadas prácticamente el 100 por ciento de las mesas de todo el país", dijeron a LA NACION, por la mañana, fuentes de la Cámara Electoral Nacional, la máxima autoridad de los comicios.

Desde temprano, a los centros de votación se acercaban votantes que no se habían presentado a emitir su voto en las primarias. No haber votado en las PASO no les impedía hacerlo en las elecciones generales. En las filas de Juntos por el Cambio insistían a sus militantes para que difundieran con claridad ese mensaje.

"Las elecciones pasadas no voté porque me cansa venir hasta acá. Yo vivo en la zona sur, pero me quedó el domicilio real acá, en Belgrano. No voy a dar pistas de a quién voy a votar, pero creo que son unas elecciones muy importantes. Esperemos que la gente se acerque masivamente para expresar su opinión", dijo a LA NACION Juana Biroussi, de 78 años, que estaba acompañada por su nieto Gabriel. Los dos votaron en el colegio Nuestra Señora de la Misericordia.

Otra situación recurrente que imposibilitó el voto en las PASO es la enorme cantidad de gente que vive en una provincia distinta de aquella en la que tiene su domicilio legal.

Ese es el caso de Grisel Agüero: "Yo trabajo en Buenos Aires, pero soy de Mendoza. No voté en las PASO porque no registré el cambio de domicilio y no pude viajar a mi provincia para votar. Tampoco iba a votar en estas elecciones porque acabo de volver de vacaciones y no quería gastar en otro pasaje. Pero, dados los resultados de agosto, decidí cambiar unas millas y me vine: quiero que el resultado sea distinto".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.