José Luis Espert. Un "ciudadano común" con ideas antisistema

José Luis Espert
José Luis Espert Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa Cámara Electoral
Alan Soria Guadalupe
(0)
14 de octubre de 2019  

Como previó junto a su equipo de campaña, José Luis Espert se mantuvo firme en su estrategia de mostrarse como el único candidato presidencial que no proviene de la política. El economista comenzó y cerró su participación refiriéndose a sí mismo como "un ciudadano común" que iba a competir contra figuras como un presidente o un exjefe de Gabinete.

Con enumeración de propuestas de gobierno y sin dejar de lado la confrontación, Espert planteó profundizar la apertura comercial de la Argentina con el mundo, apuntó contra las limitaciones del Mercosur y cuestionó la gestión de Mauricio Macri en política exterior por mostrar al país solo junto a "presidentes cool". También criticó a Alberto Fernández por no considerar a Venezuela una dictadura. "Hay una dictadura asesina", dijo.

Al momento de hablar de economía, Espert apuntó contra las "corporaciones que devoran el país". Con el traje de candidato antisistema, planteó que el país "cambie el sistema por otro" y deje atrás a los "empresarios prebendarios", a los "políticos que ni siquiera pueden leer un discurso en el Congreso" y al sindicalismo, que "con el cuento de la justicia social armó una maraña de leyes que tiene a cinco millones de trabajadores en negro". Hacia el final de su intervención, apuntó directamente contra Hugo Moyano. "Basta de currar con la justicia social", lanzó.

En su intervención sobre derechos humanos, diversidad y género, Espert siguió con la hoja de ruta de su estrategia previa al debate e hizo referencia a su ideología, con la que busca posicionarse como el único representante del votante liberal. "El liberalismo es el gran generador de derechos humanos en la historia", dijo, y aprovechó para interpelar a la izquierda: "¿Cuáles son los derechos humanos en la Venezuela de Maduro?", preguntó.

El economista volvió a centrarse en sus propuestas al hablar de educación y salud. El candidato propuso declarar al sistema educativo un "servicio público, básico y esencial", con el objetivo de "limitar el derecho a huelga". Otra vez cuestionando al sindicalismo, pidió terminar con los "paros Baradel". Propuso arancelar la universidad pública y destinar lo recaudado a becas.

En el cierre, Espert reiteró que se considera un "ciudadano común", criticó la grieta y aseguró ser la figura para evitar el regreso del kirchnerismo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.