Alberto Fernández apoyó en Uruguay al candidato del Frente Amplio

Daniel Martínez recibió a Alberto Fernández con un asado
Daniel Martínez recibió a Alberto Fernández con un asado Fuente: AP
Se reunió con Daniel Martínez y con el presidente Tabaré Vázquez, a quienes les expresó sus coincidencias; "no creo que los uruguayos sientan que me meto en sus decisiones", dijo
Nelson Fernández
(0)
15 de noviembre de 2019  

MONTEVIDEO.- Hermanos, países nacidos del mismo gajo y apretones de manos con deseo de suerte. Ese clima rodeó las reuniones que el presidente electo , Alberto Fernández, tuvo ayer en Uruguay con el mandatario de ese país, Tabaré Vázquez, y el candidato a sucederlo Daniel Martínez, del oficialista Frente Amplio.

"Nunca debemos perder esa hermandad y tenemos que trabajar muy codo a codo para que todos crezcamos, tanto la Argentina como Uruguay", dijo Fernández, luego de un almuerzo en la parrillada El Berretín. El nombre de ese restaurante, del barrio Punta Carretas, se debe a que los propietarios creyeron descubrir en un sótano las ruinas de un escondite de la guerrilla Tupamaros que operó en los años 60 y 70, aunque luego se supo que no correspondía a ese movimiento.

Fernández destacó las gestiones de Vázquez y de José "Pepe" Mujica y recordó que "Uruguay se ha convertido en un país más competitivo, que ha crecido y se desarrolló, con más igualdad, en estos tiempos de desigualdades en América Latina".

Basado en datos de la Cepal, recordó que Uruguay tenía en 2005 unos 40 puntos de pobreza y hoy tiene ocho puntos. "Es una prueba de lo que ha hecho el Frente Amplio", aseveró Fernández.

Se trató de una visita de cortesía y de acción política, luego de que, no hace mucho tiempo -durante la gestión kirchnerista-, ambos países mantuvieron un duro enfrentamiento, cuando Fernández era el jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y Vázquez desarrollaba su primera presidencia.

Fernández incluyó en la visita un encuentro con el candidato Martínez, con quien reúne afinidades en ideas "progresistas".

La Casa de Gobierno aclaró que la reunión había sido pedida por el presidente electo y no tenía un carácter oficial de encuentro de jefes de Estado.

Fernández llegó una semana antes del cierre de la extensa campaña electoral uruguaya, acompañado por Sergio Massa, Miguel Cuberos y su vocero, Juan Pablo Biondi. El presidente Vázquez lo recibió con sus jefes de Gabinete, Miguel Ángel Toma y Juan Andrés Roballo, y el ministro de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, en la residencia presidencial del Prado.

"No creo que los uruguayos sientan que me estoy metiendo en sus decisiones", dijo Fernández, en una rueda de prensa, al responder sobre el carácter político de su visita y la posible incidencia en la campaña electoral.

Afirmó que el encuentro con Vázquez había sido "una reunión espléndida" y que respeta y quiere mucho al presidente uruguayo, con quien mantiene coincidencias de pensamiento. "Tenemos una mirada común sobre la política y el continente", describió.

Sobre los hechos convulsionados en países de la región, el futuro presidente dijo que hay que confiar en las instituciones. "Tenemos que preservar la institucionalidad y la democracia. La democracia en crisis se resuelve con más democracia, con el voto y sin presiones", precisó.

Fernández planteó un futuro de buenas relaciones sin riesgo de conflicto. "Uruguay y la Argentina no tienen posibilidades de tener un mal vínculo en función de quién sea presidente y la decisión del pueblo uruguayo", explicó.

El presidente uruguayo, en medio de su lucha contra un cáncer de pulmón, respondió afirmativamente a un planteo de Fernández. "Vázquez me garantizó que el 10 de diciembre me acompañará a mi asunción en Buenos Aires. Vamos a trabajar juntos en lo que haga falta en el tiempo que nos quede juntos como presidentes", dijo el visitante.

"Con Tabaré Vázquez tenemos visiones y preocupaciones en común sobre nuestros países y sobre el continente. Ambos creemos en la necesidad de construir sociedades con mayor igualdad y en fortalecer la democracia en la región", aseguró Fernández.

Asado con Martínez

Tras el encuentro presidencial, la comitiva argentina fue a un asado con el candidato oficialista Daniel Martínez, que lo esperó con su candidata a vicepresidenta, Graciela Villar, y su jefe de campaña y jefe de gobierno de Canelones, Yamandú Orsi.

Fernández calificó a Martínez como "un hombre honesto y siempre atento a las demandas de los más vulnerables". Y aunque le expresó deseos de victoria, el candidato del Frente Amplio va a la elección en desventaja.

El favorito es el candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, quien cuenta con el apoyo de otros cuatro partidos opositores.

Fernández no descartó tener buenas relaciones con el rival de Martínez: "Estoy obligado a llevarme bien con quien resulte presidente. La Argentina y Uruguay están obligados a tener el mejor vínculo, en cualquier hipótesis y cualquiera sea la decisión del pueblo uruguayo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.