Frustrado ataque a un shopping en San Isidro

El Soleil cerró sus puertas temprano
(0)
20 de diciembre de 2001  

"Es así, viejo. Nos están c... de hambre y quieren que no reaccionemos." Maxi hace una pausa para refrescar el odio. Levanta la bicicleta y encara rumbo al playón de Shopping Soleil, en el partido de San Isidro.

Dos hombres le cortan el paso. "Está cerrado hasta mañana", dice uno, y encadena las barreras metálicas de acceso al estacionamiento.

Maxi Rodríguez se apea en la parada del ómnibus frente al shopping. "No nos quieren entregar nada. Ayer nos dijeron que viniéramos hoy a las tres para retirar las bolsas de alimento fresco. Pero ahora no nos dan nada. Tienen miedo", explica.

A 300 metros de allí, en la Villa El Jardín, más de 600 personas se preparan para saquear el hipermercado. Son mujeres y jóvenes que aparentemente no responden a ningún partido político ni sindicato.

El grupo avanza por la calle bajo un sol que calienta el asfalto con 32 grados. Llevan palos, gomeras y fierros . "Acá los chicos están calzados. Si la policía dispara balas de goma, nosotros vamos a contestar con plomo", explica Mario Gómez, y exhibe un revólver 22.

Los desocupados exigen que les entreguen las bolsas de alimentos. Entonces, la infantería entra en acción: lanza gases lacrimógenos y comienza a disparar balas de goma.

Las mujeres se asustan y corren en medio de una lluvia de piedras que desde la vereda de enfrente lanza un grupo de indigentes. Entre ellos está Gómez, que saca el "chumbo" de la cintura y comienza a disparar. Tiene mala puntería. Los seis proyectiles de su arma no alcanzan a nadie.

Los manifestantes se repliegan. Y en la esquina improvisan un piquete, queman un quiosco de revistas e interceptan un ómnibus de línea y un camión que lleva cinco Peugeot 306.

Entonces otra vez interviene la policía. La represión llega hasta el acceso de El Jardín. Los manifestantes se quejan y prometen regresar durante la madrugada. Lejos de allí, en Pilar, las autoridades provinciales refuerzan la seguridad de la mayoría de los barrios privados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.