Giro: por qué el Gobierno no apoyó el comunicado del Grupo de Lima sobre Venezuela

La Casa Rosada optó por enviar un mensaje propio ante la escala de la tensión en Caracas; la estrategia
La Casa Rosada optó por enviar un mensaje propio ante la escala de la tensión en Caracas; la estrategia
Alan Soria Guadalupe
(0)
6 de enero de 2020  • 11:28

El gobierno de Alberto Fernández optó ayer por emitir un comunicado propio sobre la escalada de tensión en Venezuela y se mantuvo al margen de la condena publicada por el Grupo de Lima, que hasta el 10 de diciembre actuó en sintonía con el gobierno de Mauricio Macri. La Casa Rosada materializó así uno de los giros más contundentes de la política regional argentina.

"Los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y Venezuela, países del Grupo de Lima, condenan el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro para impedir que los diputados de la Asamblea Nacional puedan acceder libremente a la sesión (...) para elegir democráticamente a su mesa directiva", dice el escrito del Grupo de Lima, publicado anoche.

La ausencia de la Argentina entre los países que suscribieron al comunicado del grupo responde a una estrategia que el Frente de Todos implementó desde el primer día en su política exterior. La retórica dura, la fuerte presión diplomática del grupo y el aval a las sanciones internacionales para forzar un cambio de régimen en Venezuela no son del agrado de Fernández, cuyo objetivo es distender el vínculo con Maduro, aunque sin llegar a tener la misma relación de aliado incondicional que tuvo para la Argentina hasta 2015.

El Presidente y el canciller Felipe Solá buscan acercarse a la postura de México y Uruguay, aliados regionales de Venezuela, impulsores de una salida política a la crisis e intolerantes a cualquier intento de intervención extranjera en ese país. Al igual que la Argentina, esos países también cuestionaron ayer los hechos de violencia en Venezuela.

En ese sentido, la Casa Rosada decidió apartarse de la agenda central del Grupo de Lima, pero sin abandonarlo. "No suscribimos el comunicado, pero no nos vamos", dicen en la Cancillería.

"La Asamblea Nacional tiene el derecho constitucional de reunirse sin intimidaciones ni interferencias para elegir a su Presidente y directiva, por lo que desconocemos el resultado de una elección que vulnera esos derechos y que se ha dado sin la plena participación de los diputados que acudieron a la sesión", agregó el Grupo de Lima en su comunicado, en el que aseguró seguir los acontecimientos con "extrema preocupación".

El tono del escrito del foro se diferenció al comunicado que emitió la cancillería argentina, que calificó a los enfrentamientos de "inadmisibles para la convivencia democrática" y habló de "hostigamientos". En una tarde tensa en la que las condenas de la oposición argentina y de gobiernos extranjeros estaban en ebullición, el Presidente, el canciller y altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores redactaron el comunicado que, aunque fue duro con los enfrentamientos que terminaron con el desplazamiento de Juan Guaidó de la Asamblea Nacional, no utilizaron el término "dictadura" para describir al régimen de Maduro, como sí lo hicieron el Grupo de Lima y la oposición argentina.

En el plan regional de Fernández no se contempla una renuncia de la Argentina al Grupo de Lima, sino que el país permanecería en el foro para ejercer contrapeso a la postura más dura frente al régimen. "Nos quedamos para que nos escuchen", afirman.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.