Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof acordaron avanzar con una "cuarentena diferenciada" en el área metropolitana

En una reunión de una hora acordaron las bases para la nueva etapa de la cuarentena de coronavirus, que empezará a regir el sábado
En una reunión de una hora acordaron las bases para la nueva etapa de la cuarentena de coronavirus, que empezará a regir el sábado Crédito: Prensa GCBA
Jaime Rosemberg
(0)
13 de julio de 2020  • 11:51

En una reunión que duró poco más de una hora, sin testigos, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta repasaron en la sede porteña de Parque Patricios números y estadísticas, en el camino hacia una nueva prórroga de la cuarentena por el coronavirus, que regirá a partir del sábado próximo.

"La reunión fue muy buena", coincidieron fuentes del gobierno de la ciudad y del bonaerense. Cerca de Rodríguez Larreta, que tiene en marcha un plan de flexibilización, destacaron en un comunicado que "ambos resaltaron el gran esfuerzo que está haciendo la sociedad y acordaron seguir observando la evolución de los datos de los próximos días para luego tomar la decisión de los próximos pasos para cada distrito", mientras que voceros de Kicillof destacaron "la coordinación continua" y dijeron que "las definiciones van a estar para el final de la semana".

El plan de acción acordado incluirá un seguimiento conjunto de la evolución de los contagios -mañana se verán las caras el jefe de gabinete porteño, Felipe Miguel, y su par bonaerense, Carlos Bianco-, pero fuentes porteñas y bonaerenses coinciden: habrá, a partir del sábado, una "cuarentena diferenciada" y consensuada a ambos lados de la avenida General Paz y el Riachuelo.

Esto incluiría, por un lado, el retorno de la ciudad a una "fase 3 ampliada" que incluya la reapertura de comercios cerrados la semana pasada, la vuelta de las actividades deportivas (trotes y caminatas) y una ampliación de las salidas recreativas para niños y adolescentes. En este punto, un miembro del gabinete porteño aclaró que se piensa en extender las actuales salidas de fin de semana a "dos o tres días" hábiles, paso previo a permitir salidas todos los días, siempre que la situación epidemiológica lo permita, hacia fin de mes. El esquema de "reapertura gradual" podría utilizarse en el futuro para las más de 80 actividades que ya tienen sus protocolos aprobados por el gobierno de Rodríguez Larreta.

Por otro, la flexibilización de actividades en la provincia, diferentes pero vinculadas también a la fase 3, en los 35 distritos del conurbano que aún permanecen en cuarentena estricta, mientras 64 municipios del interior bonaerense están en fase 5 y otros 27 en fase 4. "Nuestra postura también es flexibilizar, siempre que los números den, un 70 por ciento de la provincia está abierta", agregaron cerca del mandatario bonaerense, y sostuvieron que "recién el miércoles" contarán con los datos actualizados. "Hay que tomar medidas en base a los datos y siempre mirando cómo cuidar la salud", afirmó ayer Kicillof, horas después de la reunión con Rodríguez Larreta y antes de encabezar la entrega de respiradores para el municipio de Vicente López, junto al intendente Jorge Macri.

Próximos pasos

Durante la mañana, referentes de ambos espacios dejaron en claro que, más allá de la vocación por encontrar puntos de consenso, hay distintas realidades que quedarán plasmadas en la nueva etapa.

"En la Ciudad la curva está estable; si logramos un R por debajo de uno, podremos comenzar a desandar las medida. Si todo sigue así, vamos a proponer algún nivel de desandado, porque la contagiosidad está bajando; por supuesto, siempre muy controlado, con protocolos y siguiendo los indicadores", afirmó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, a radio Continental. Desde la provincia,y con menos optimismo, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, afirmó: "No podemos cambiar de fase de un día para otro". Destacó no obstante la mejora de los índices sanitarios bonaerenses, como la reducción de la velocidad y el "achatamiento de la curva" de los contagios. La discusión mediática que se dio entre ambos sobre si se alcanzó el "pico" de contagios en el AMBA (Quirós cree que sí, Kreplak opina que aún no hay elementos para determinarlo) fue relativizada desde ambas administraciones.

"Estamos de acuerdo en ponernos de acuerdo", repite Rodríguez Larreta cuando lo consultan por su vínculo "de trabajo" con Kicillof, que también parece más dispuesto que en anteriores prórrogas de la cuarentena en permitir la flexibilización de actividades que devuelvan algo de vida a la alicaída economía de la zona metropolitana. Las definiciones, reiteraron, llegarán entre miércoles y jueves próximo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.