Ituzaingó, un bastión del PJ anhelado por Cambiemos y con una polémica latente

La obra del Hospital del Bicentenario está paralizada y es un eje de controversia entre el intendente y la oposición en el municipio
La obra del Hospital del Bicentenario está paralizada y es un eje de controversia entre el intendente y la oposición en el municipio Crédito: Daniel Jayo
Descalzo no confirma si irá por otro mandato; el macrismo tendrá internas y cree poder ganar el distrito, en el que el inconcluso Hospital del Bicentenario es un tema excluyente
Javier Fuego Simondet
(0)
31 de marzo de 2019  

El Hospital del Bicentenario, en Ituzaingó , es un edificio enorme que no funciona. Los vecinos de la calle Brandsen, donde está el establecimiento, muestran una mueca de resignación cuando hablan del centro de salud. Cuentan que no funciona ni siquiera un consultorio, que la obra está paralizada y refrescan en su memoria promesas de puesta en funcionamiento que no se concretaron. El alambrado que rodea el hospital está vencido. Detrás de ese cerco se observan algunas garitas de seguridad abandonadas, el pasto bastante crecido y varias ventanas astilladas. Algunos materiales de construcción están apilados afuera y otros se ven adentro del edificio. Cuando el silencio se impone en el barrio, se escuchan los generadores de energía del hospital.

En Ituzaingó, distrito que gobierna desde hace 24 años el peronista Alberto Descalzo, el del hospital inconcluso es un tema polémico. Despierta posiciones encontradas entre el intendente y sus dos principales competidores de la oposición, Gastón Di Castelnuovo y Gabriel Pozzuto, ambos de Cambiemos , espacio que cree que puede disputarle mano a mano el poder local al histórico jefe comunal, que no confirma ni descarta postularse a un hipotético séptimo mandato y apunta sus cañones discursivos contra las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal .

"La decisión mía, y de la mayoría de los intendentes, es no hablar de campaña porque la situación social, educativa y económica está pasando por un difícil momento. Hay una gran desocupación, vemos que todos los días se cierra un comercio, que se achica o se cierra una industria. Preferimos no hablar de campaña, para cerrar la lista faltan más de 60 días", dice a LA NACION Descalzo.

El intendente de Ituzaingó no se pronuncia sobre su postulación a la reelección local. Tallar en la definición de la candidatura a gobernador bonaerense es una preocupación de los intendentes del PJ, y Descalzo no es la excepción a esa regla.

En Cambiemos, el escenario está claro. Di Castelnuovo y Pozzuto, ambos concejales, se disputarán la candidatura del espacio. "Están dadas las condiciones para que ganemos. Nos transmiten apoyo los vecinos y los comerciantes, que son los que más están sufriendo con la economía. Creo que la interna no es inevitable", define Di Castelnuovo.

Desde el rubro inmobiliario en el distrito, Di Castelnuovo se acercó a Pro en 2014. Ganó su banca en el Concejo Deliberante de Ituzaingó en 2015, cuando Cambiemos llevó como candidato a intendente a Osvaldo Marasco, un político local que pasó por las filas de Francisco De Narváez, participó del armado de Florencio Randazzo en 2017 y denunció, como publicó la nacion en julio del año pasado, que su lista de 2015 se utilizó para dibujar aportes truchos de la campaña de Cambiemos.

"Lo ideal sería replicar el esquema que tuvimos en 2017. En 2015 fuimos separados y perdimos; en 2017 se logró una lista de unidad y ganamos. Cuando vamos unidos hacemos más fuerza. Los que estamos en Cambiemos se nos ha complicado la cuestión electoral, por la coyuntura de la economía, que se ha puesto difícil. Creo que, en este contexto, lo mejor sería encontrar un esquema de unidad", sostiene Pozzuto, que comenzó a hacer política a mediados de los 90, en el peronismo universitario. En 2009, arrancó a trabajar con Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón, y comenzó a militar como Pro en Ituzaingó en 2013. En 2015, fue precandidato a intendente y perdió la interna ante Marasco. También fue titular del PAMI local.

La esperanza de Cambiemos en Ituzaingó, según pudo saber la nacion de una calificada fuente bonaerense del oficialismo, radica en que es uno de los distritos en los que Macri mide mejor que Cristina Kirchner, según los números que manejan. En 2017, Cambiemos ganó la elección a nivel local. La lista que encabezó Pozzuto venció a la del intendente Descalzo por más de seis puntos.

Más allá de lo electoral, el letargo del Hospital del Bicentenario genera polémicas. Las posturas en Ituzaingó varían según el color político de los protagonistas. Anunciado en octubre de 2008 por el gobierno kirchnerista como parte de una serie de hospitales a construir, en noviembre de 2015 Cristina Kirchner lo presentó en videoconferencia con Descalzo y dijo que la obra estaba en un 90%.

"El hospital está parado hace tres años, no se ha hecho nada desde que ganaron las elecciones la gobernadora y el Presidente. Falta el 5% para terminarlo. Hace un año vengo pidiendo que me den la posibilidad de abrir la guardia. La gobernadora dijo que no quería abrir hospitales vacíos. Yo le pido que lo abramos, nos hacemos cargo de la guardia. Es más, lo abro con ella, no tengo problemas, y la vamos a aplaudir", dice Descalzo en su oficina de la municipalidad.

"El hospital lleva insumidos alrededor de $455 millones. Para terminar la obra civil, se necesitan alrededor de $250 millones. Parte del equipamiento está, pero hay otro que no y para completarlo se necesitan otros $250 millones. El que dice que falta solo un 5% miente. El último que estuvo adentro del hospital fui yo, a fines de 2017, con Sergio Casinotti (director del PAMI). Faltará un 5% del área de guardia, pero en el ala de ingreso no están las paredes, los pisos, la instalación, no están terminados los quirófanos y consultorios médicos externos. Sí, faltará el 5% en la guardia, pero al hospital le falta un 20 o 25%", dice Pozzuto.

Para Di Castelnuovo, "falta entre un 5% y un 10% en sala de espera y guardia, pero adentro del hospital falta un 30%, porque no hay paredes, no hay techos, no hay luminarias, es mentira que solamente hay que ir y abrirlo". Y remarca: "Tendrían que pedirles disculpas a los vecinos, porque en 2015 hicieron una inauguración por videoconferencia, con Cristina desde el [Hospital] Posadas diciendo ?Alberto, acá está tu hospital'. Había un montón de gente, que no sé si eran médicos o estaban disfrazados de médicos, con aparatos. Se apagaron las cámaras y se fue todo eso, fue una mentira".

Cambiemos quiere desbancar a Descalzo después de 24 años. Sus precandidatos tienen críticas variadas para la gestión local. Di Castelnuovo, que subraya como ejes de su proyecto la transparencia, la seguridad y el espacio público, plantea: "Los vecinos manifiestan siempre que no les gusta que haya una persona que se perpetúe en el poder. Ha tenido cosas buenas, pero desde hace unos cuantos años Ituzaingó dejó de desarrollarse y progresar, para simplemente crecer".

Seguridad es una prioridad del edil que quiere ser intendente. "Tenemos 73 cámaras funcionando de 170 instaladas, un Centro de Monitoreo que deja mucho que desear. Hay que invertir en cámaras y en lectoras de patentes. Ituzaingó es un distrito chico, podríamos tener identificado al 50% de los autos que entran y salen con unas pocas cámaras lectoras de patentes", asegura a la nacion.

Pozzuto propone trabajar sobre "salud, seguridad, atención al vecino, transparencia como eje transversal, y empleo y desarrollo económico". Dice que la permanencia de Descalzo en el cargo "no expresa lo que debe ser un partido en democracia". Y cuestiona: "Ituzaingó, desde que es municipio, tiene el mismo intendente. Si me preguntan cuál es la política de Estado del intendente, digo que no sé. El distrito no tiene Secretaría de Seguridad, no se le está asignando importancia a ese eje. Se le asigna el 5% del presupuesto. Morón invierte el 10%; Tres de Febrero, también; Vicente López, casi el 7%. Y la cantidad de calles sin asfaltar y que figuran como asfaltadas es enorme".

Descalzo pide "que nos den la policía a nosotros, como hicieron en la Capital Federal, para acompañar en nuestras escuelas, comercios y casas". No se expresa sobre candidaturas, pero remarca: "Lo más importante de Ituzaingó es Ituzaingó, no es Descalzo. Soy una herramienta más, en todo caso, de la democracia y de lo que circunstancialmente Dios y el destino quisieron, que yo fuera intendente de Ituzaingó. En el peronismo tenemos nuestras propias internas, nos sentaremos y veremos. Descalzo no dice quién es, vota la gente", afirma el intendente a la nacion.

Pocas cuadras de diferencia separan a la municipalidad de los locales partidarios de los postulantes de Cambiemos. En esas cuadras del centro de Ituzaingó se concentra la disputa que puede definir al próximo intendente del distrito.

Los personajes

Alberto Descalzo (intedente de Ituzaingó, Partido Justicialista)

  • Gobierna desde 1995, es el único intendente que tuvo el municipio de Ituzaingó desde su creación, y no se pronuncia sobre una nueva candidatura. "Ituzaingó está en pleno crecimiento y desarrollo, los problemas estructurales que tenía los fuimos solucionando, entre ellos, los de varias cuencas que se inundaban". Dice que los vecinos confían en él y pide soluciones a Macri porque "es responsable de esta crisis social". Admite que tiene pendiente "terminar las cloacas en algunos barrios, un casi 40% de cloacas y agua"

Gastón Di Castelnuovo (precandidato a intendente de Ituzaingó, por Cambiemos)

  • Concejal desde 2015, es una de las apuestas de Cambiemos. Critica varios aspectos de la gestión de Descalzo, como el eje salud. "Tenemos una sola salita con guardia de 24 horas y guardia pediátrica algunos días, y todas las otras salitas cierran a las 17. El SAME está disponible desde hace un año y medio y el intendente todavía no aceptó"

Gabriel Pozzuto (precandidato a intendente de Ituzaingó, Cambiemos)

  • "Es paradójico que el intendente utilice el tema del hospital como un caballito de batalla. Otros municipios vecinos a nosotros, incluso de su mismo color político, tienen su propia infraestructura de salud municipal; Ituzaingó no la tiene", señala el concejal, que obtuvo su banca en 2017, cuando Cambiemos le ganó las elecciones legislativas por más de seis puntos a la lista de Descalzo

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.