La esperanza de un Macri 2020

Willy Kohan
Willy Kohan MEDIO:

La esperanza de un Macri 2020, el análisis de Willy Kohan

09:35
Video
(0)
13 de junio de 2019  • 17:45

Escuchá la columna como podcast

A continuación, sus principales conceptos:

  • En las últimas 48 horas se vivió un clima de euforia en los mercados. Volaron hasta 20% en dólares las acciones argentinas y se derrumbó el dólar. El anuncio de Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri cambió abruptamente el humor en el mundo económico, no solo entre los que están convencidos de que lo mejor para el país es la reelección de Macri , sino también para los más críticos de su gestión. Estos últimos suponen que la operación Pichetto puede ser el primer paso de un cambio significativo en la forma en que el Presidente gobernará en un eventual segundo mandato.
  • Varios elementos surgieron en estas horas para explicar el optimismo de los empresarios que apuestan a la reelección de Macri. Suponen que la novedad debilita la unidad opositora del peronismo que busca la dupla Fernández-Fernández, porque ahora Pichetto puede facilitar conexiones para Macri con los gobernadores del PJ que parecían no tener otra alternativa más que correr detrás de Cristina para las elecciones.
  • Además, muchos mandatarios peronistas jóvenes y moderados, en verdad prefieren que gane Macri la reelección porque calculan que eso les facilita a ellos la carrera al 2023.
  • Hay, sin embargo, un elemento más importante para el mundo económico que explica tanto entusiasmo. La percepción -mezclada con expresiones de deseo- de que la novedad de Pichetto esté indicando la realidad del surgimiento de otro Macri en términos estratégicos. En esta versión, el Presidente estaría más determinado a construir poder político con la oposición peronista moderada y democrática, de modo de poder avanzar en el Congreso con las reformas económicas que la Argentina necesita, entre otras cosas, para extender a largo plazo el acuerdo y los vencimientos con el Fondo de los próximos años.
  • De todas formas, siempre conviene ser prudentes. Se discute en la Argentina lo mismo que a fines de 2015. Si cuando ganó Macri era necesario enfrentar la crisis económica con una mirada menos gradualista y con una conducción más unificada de todo el área económica; y si dada la crisis que se reconocía, no había otra opción mejor que acordar con el peronismo moderado, convocar a figuras de esa oposición para gobernar, y construir una mayoría política que permitiera avanzar con las reformas y contener el costo político que todas esas reformas determinarían.
  • Sin embargo, parecería que este último punto de la discusión comienza a ser saldada. Macri abrió Cambiemos para sumar peronistas y abandonó al anti peronismo extremo por el que optó en su primer mandato. Muchos suponen que lo de Pichetto es el primer paso para nuevos anuncios e incorporaciones, pero se verá con el tiempo si se trata de un cambio profundo o de un maquillaje electoral.
  • Por el momento, genera incertidumbre si, en materia económica, también se verá al Macri que convocó a Pichetto. Si bien es cierto que parte del gradualismo se terminó a la fuerza con la devaluación de 2018 y el salvataje con el Fondo que obliga a ajustar, como advierten los economistas más creíbles, el ajuste no está terminado y la renegociación con el FMI para un programa de largo plazo que cambie las expectativas aún no se conoce. De todos modos, el equipo económico promete que cumpliendo el superávit con el Fondo y despejando "el riesgo Cristina", la economía se arregla sola
  • Falta saber también lo más importante: cómo votará el padrón electoral. Las idas y vueltas con las fórmulas y las alianzas nos entretienen a todos y generan euforias y depresiones que giran al ritmo de las noticias. Pero la única verdad será la de los votos y la pauta real de cómo está la sociedad la sabremos con las PASO, el 11 de agosto.
  • Para el resultado electoral a fin de año, resultan cada vez más determinantes las PASO, porque su resultado puede condicionar mucho a la economía en el segundo semestre, cuando cae la primera vuelta y el ballottage. Es obvio que si en las primarias resulta que Macri tiene mucho más de lo que muestra el promedio de las 16 encuestas que se publican, y Cristina tiene mucho menos, la tranquilidad cambiaria puede consolidarse y acelerar un poco la salida de la recesión.
  • Si el resultado fuera empate, es decir que se interpreta igual que ahora, con un Macri complicado en la primera vuelta pero que puede ganar el ballottage, la situación también permitiría suponer tranquilidad cambiaria, pero mucho más volátil, con mayor dolarización y menor consumo.
  • Naturalmente si de las PASO surgiera que Macri tiene casi perdida la elección, el escenario se complicaría para el final del mandato del Presidente. De igual modo, para la oposición siempre será mejor que el ajuste desordenado con otra serie de devaluaciones le toque a Macri en su final.
  • De allí que para el oficialismo, y para todos los que apoyan la reelección de Macri, las PASO prácticamente se hayan convertido en un ballottage. Será muy duro octubre para Macri, si la distancia con Alberto Fernández resultara muy elevada, y más aún si se combina con la posible derrota de María Eugenia Vidal en Buenos Aires y el ascenso de Axel Kiciloff.
  • La euforia económica del efecto Pichetto sin duda lo ayuda a Macri a llegar mejor a las, tan fundamentales, PASO. Se combina con un tridente financiero que viene colaborando hace varias semanas para la tranquilidad del dólar y la inflación: baja de tasas en EEUU, acuerdo vigente con el FMI anticorridas y la bendita cosecha agropecuaria.
  • Hay otra bendición para la Argentina. Se llama Vaca Muerta . En el pre Coloquio de Idea en Neuquén, la noticia de la formula Macri Pichetto fue recibida como un homenaje a Vaca Muerta entre los empresarios y los gremios. Esa es la mejor garantía para desarrollar ese potencial extraordinario que tiene el país, que ya para 2020 va a permitir recuperar el autoabastecimiento de gas y petróleo, y que puede dar vuelta la crisis argentina si se administra bien y se mantienen las inversiones. Para eso se necesita previsibilidad, mercados razonablemente libres y apostar por el capitalismo. Es lo que promete Pichetto, aún con expresiones más audaces que las del propio Macri.
  • También Vaca Muerta depende ahora de cómo los argentinos votemos en las PASO.

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.