Coronavirus: la pandemia desafía la capacidad de reacción de la Cancillería

Solá negoció con autoridades de otros países para repatriar argentinos varados en el exterior; Aerolíneas ya dispuso 35 vuelos especiales
Solá negoció con autoridades de otros países para repatriar argentinos varados en el exterior; Aerolíneas ya dispuso 35 vuelos especiales Crédito: Embajada de Argentina en Perú
Alan Soria Guadalupe
(0)
24 de marzo de 2020  

El intento de repatriar a los argentinos que están en el exterior y de devolver a sus países a los extranjeros que viajaron a la Argentina ante el avance de la pandemia del coronavirus puso a prueba la capacidad de respuesta de la Cancillería y de las representaciones diplomáticas del Estado en el mundo.

Felipe Solá se puso al frente de las negociaciones con las autoridades del Mercosur, la Unión Europea (UE) y de los gobiernos que integran esos bloques para coordinar los operativos de repatriación, que, si bien registraron avances, tuvieron sus obstáculos.

La Argentina fue el primer país que puso a disposición la aerolínea de bandera para traer a los ciudadanos que ya tenían pasaje comprado para volver, pero los operativos -que el Gobierno difundió con tono de épica- se encontraron con dificultades para coordinar los vuelos con otras aerolíneas.

En paralelo, los empleados tanto en la Cancillería como en las representaciones diplomáticas trabajan sin respiro para atender los llamados de los argentinos varados, que se cuentan de a miles y que sobrepasaron la capacidad de respuesta rápida, lo que generó algunas quejas de quienes quieren volver. El ministerio pidió paciencia.

El desafío de asistir a los que están afuera no solo representó una prueba logística para la cartera, sino también un desafío político. La primera crisis que debe afrontar la Cancillería con la nueva administración se encontró con otro desafío más: convivir con algunos rechazos internos de quienes cuestionan a los argentinos varados. El propio presidente Alberto Fernández se mostró molesto por unos 20.000 argentinos que según las estimaciones oficiales decidieron viajar al exterior ya avanzada la crisis.

Solá estableció personalmente contactos con sus pares para acelerar la toma de decisiones que permitan a otras aerolíneas llevarse a los extranjeros y, de paso, traer a los argentinos que están varados. Así ocurrió, por ejemplo, con la española Arancha González, quien mantuvo, en sus palabras, una "buena conversación" el jueves con Solá para "organizar el retorno ordenado" de los españoles. El diálogo se dio horas después de que el canciller mantuviera una discusión con la aerolínea Iberia, por Twitter.

Solá también mantuvo reuniones virtuales con autoridades del Mercosur y la embajadora de la Unión Europea, Aude Maio-Coliche.

En paralelo, la Cancillería evalúa implementar vuelos chárter -aviones alquilados- para repatriar argentinos que estén en lugares de difícil acceso o donde no se logró acordar con una aerolínea comercial. Al mismo tiempo, el Gobierno dispuso el envío de dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea para repatriar argentinos varados en Perú, que llegaron al país ayer.

Ya hubo algunos vuelos chárter, como el de los argentinos varados en un crucero frente a la isla de Guadalupe, en el Caribe. El embajador en Barbados y la Cancillería se comunicaron con el gobierno de Emmanuel Macron. Solo recibieron autorización para desembarcar el viernes, una vez que tuvieron confirmado el vuelo de regreso, en un avión de la aerolínea Air Belgium.

Los operativos para traer a los argentinos continuarán durante los próximos días. Llevará tiempo. La Cancillería censó, hasta ahora, a cerca de 25.000 ciudadanos que llenaron un formulario oficial para informar su situación, aunque no todos están en condiciones de volver por no tener el pasaje ya adquirido. Según estimaciones de Aerolíneas Argentinas, hasta ayer se repatriaron 10.000 personas.

El país fue el primero en la región en establecer un operativo de repatriación, que días después fue seguido por Perú y México. Sin embargo, hay otros gobiernos que si bien emitieron una comunicación a sus ciudadanos para que regresaran a sus países, mantienen sus fronteras aéreas cerradas.

Colombia, por caso, prohibió el ingreso de cualquier persona que viaje desde el extranjero por 30 días, lo que incluye a los colombianos. España, en tanto, pidió que los que gocen de "buena salud" eviten volver al país. Hasta ahora, Aerolíneas Argentinas ya dispuso 35 vuelos especiales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.