La paridad de género en el gabinete, una deuda vigente desde que volvió la democracia

La paridad de género en el Gabinete
La paridad de género en el Gabinete Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Alberto Fernández designó solo cuatro ministras dentro de un plantel de 21 funcionarios
María Paula Etcheberry
(0)
29 de diciembre de 2019  

En tiempos de feminismo y reclamos por una mayor igualdad de género, la Argentina todavía no ha logrado alcanzar la paridad en sus gabinetes, desde 1983 hasta hoy.

Aunque el presidente Alberto Fernández designó a cuatro mujeres como ministras e impulsó la creación del Ministerio de la Mujer, a cargo de la abogada Elizabeth Gómez Alcorta, lejos está aún de una distribución equitativa entre hombres y mujeres.

De los 21 ministerios con los que cuenta hoy el Gobierno, solo cuatro son ocupados por mujeres. Además de Gómez Alcorta, hay mujeres a cargo de las carteras de Justicia ( Marcela Losardo), Seguridad ( Sabina Frederic) y Desarrollo Territorial y Hábitat (María Eugenia Bielsa). Equivale a un 19,05 por ciento del elenco ministerial.

Durante la campaña electoral, el Presidente había mostrado su voluntad de avanzar gradualmente hacia la paridad. "Me gustaría conformar un gabinete paritario. Quisiera que al cuarto año ya no tengamos más diferencias entre hombres y mujeres", afirmó Fernández, luego del acto por el día de la lealtad peronista, el pasado 17 de octubre en La Pampa, en un acto que compartió con Cristina Kirchner.

Sin embargo, con la llegada del Frente de Todos al poder, solo mejoró un punto la cantidad de mujeres ministras. El expresidente Mauricio Macri contaba en el último tramo de su gobierno con dos mujeres en su gabinete, Carolina Stanley y Patricia Bullrich, sobre un total de 11 ministerios, lo cual implicaba un 18,18 por ciento.

¿Cómo evolucionó la paridad desde el retorno de la democracia en 1983? Si se toma el momento en el que más mujeres hubo en cada período de gobierno, Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde fueron quienes más se acercaron a la paridad. Ambos tuvieron tres ministras mujeres sobre un total de 11 ministerios. Un 27% en términos porcentuales. Les sigue la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, con un 25% de ministras durante su primer mandato (tres mujeres sobre 12 ministerios). En su segunda presidencia, Cristina designó a cuatro ministras sobre un total de 17 ministerios (23,53% de mujeres).

En los extremos

Quien más se alejó de la paridad fue Carlos Menem, quien en su primer mandato no nombró ministra a ninguna mujer. En su segundo período de gobierno designó a Susana Decibe al frente de Educación (la primera mujer en ocupar ese cargo). Con un total de nueve ministerios, llegó a un 11% de mujeres en el gabinete.

Le sigue Alfonsín, quien tuvo una ministra sobre un total de ocho carteras en el gabinete. Implica un pequeño crecimiento a nivel porcentual, ya que llegó al 12,5 por ciento, en el primer gobierno tras la recuperación de la democracia. De la Rúa logró un 16,67% de presencia femenina en su gabinete, con dos mujeres sobre 12 ministerios.

La falta de una ley de paridad que alcance al Poder Ejecutivo y las desigualdades que persisten dentro de los partidos políticos explican por qué hay pocas mujeres al frente de ministerios.

"A diferencia del Poder Legislativo, en el Poder Ejecutivo no hay una ley de paridad. La designación queda a discreción del Presidente y el jefe de Gabinete. En los partidos políticos, las mujeres aún permanecen marginadas, por eso las ubican en cargos de subsecretarías o asesoras", explicó Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

Desarrollo Social es la cartera que más veces quedó en manos de una ministra: en seis ocasiones. Le sigue Seguridad, con cuatro mujeres en total. La Jefatura de Gabinete y el Ministerio del Interior son un terreno adverso: nunca fueron ocupados por mujeres desde el retorno de la democracia.

Algo similar sucedía con la Secretaría de Legal y Técnica, área clave que, aunque no es un ministerio, por primera vez quedó esta vez a cargo de una mujer: Vilma Ibarra.

"Desarrollo Social es el ministerio con más mujeres porque se ocupa de apoyar las necesidades de las personas, función que en la vida real aún está destinada a las mujeres casi exclusivamente, como el cuidado de los niños, los enfermos o los ancianos. Seguridad es interesante, porque sale del rol típico asignado a las mujeres. Casi no se designan mujeres en ministerios como Economía, Agricultura, y Obras Públicas, donde se juegan intereses económicos y de poder", agregó Bianco.

Aunque los especialistas admiten que la voluntad del Poder Ejecutivo es clave para alcanzar la paridad, sostienen que el cambio comienza por la sociedad. "En las sociedades más igualitarias empieza a haber más mujeres en los ministerios. El camino es lograr primero la igualdad; de allí a la paridad es un paso natural", concluyó Bianco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.