La viuda de Soria se negó a declarar

Empezaron ayer las audiencias por el crimen del ex gobernador de Río Negro
Soledad Maradona
(0)
16 de octubre de 2012  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– Susana Freydoz, viuda del ex gobernador Carlos Soria y única imputada por su muerte, se negó a declarar ayer en la primera audiencia del juicio oral que se lleva adelante en General Roca.

La Cámara Primera en lo Criminal de General Roca comenzó a juzgar a Freydoz por el delito de homicidio calificado por el vínculo, agravado por el uso de arma de fuego, pero la mujer sólo permaneció pocos minutos tras escuchar la imputación y luego fue autorizada a retirarse a una sala contigua.

Freydoz fue trasladada a General Roca desde Cipolletti, donde se encuentra internada en una institución de salud mental. "Está medicada, pero consciente", dijo el abogado defensor, Alberto Ricchieri, antes del inicio de las audiencias, y luego solicitó a los jueces el retiro de la mujer de la sala por considerar que no estaba en condiciones de escuchar los testimonios.

Por mayoría el tribunal hizo lugar al planteo presentado por los cuatro hijos del matrimonio (Martín, María Emilia, Carlos Ernesto y Germán) de declarar a puertas cerradas sin la presencia de público ni de la prensa, en resguardo de la "intimidad familiar". Así habló ayer la única hija mujer del matrimonio.

En la primera audiencia se conoció que en la etapa de instrucción los hijos del matrimonio y allegados apuntaron a los celos extremos de la mujer hacia el ex gobernador, con quien en el último tiempo sostenía un vínculo deteriorado. Además, se ratificó en la requisitoria fiscal que Freydoz se automedicaba con antidepresivos y ansiolíticos.

El juicio se extenderá durante tres semanas para determinar la circunstancia en la que se produjo el crimen, que tiene una pena máxima de prisión perpetua, pero podría tener atenuantes si se considera el hecho bajo un estado de emoción violenta y bajo los efectos de psicofármacos.

Mariano Valentín, novio de María Emilia y yerno de Soria, fue el primer familiar en declarar, ya que junto a la joven eran los únicos –además del matrimonio– que se encontraban en el interior de la vivienda de la chacra de Paso Córdoba la noche del crimen, el 1° de enero pasado.

El joven afirmó ante el tribunal que el matrimonio había mantenido varias discusiones durante la cena de Año Nuevo y relató que, luego de oír el disparo de un arma de fuego, alertó a los agentes de seguridad para que llamaran a una ambulancia. Entonces ingresó a la habitación y se encontró con Soria agonizando, con mucha pérdida de sangre por el orificio de ingreso del proyectil, debajo del ojo izquierdo.

Valentín también confirmó que mantuvo un forcejeo con Freydoz cuando la mujer intentó regresar al cuarto –donde agonizaba Soria– en busca del arma homicida con claras intenciones de quitarse la vida.

La jornada concluyó con el testimonio de los policías que custodiaban al gobernador la madrugada del crimen.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.