Lavagna tomó más distancia de Cristina y descartó llegar a un acuerdo

Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat
Dijo que no tuvo ni piensa tener "ningún encuentro" con la expresidenta y sostuvo que no hay presos políticos en el país; para salir de la crisis propone un pacto social,146x120mm
Gabriel Sued
(0)
26 de marzo de 2019  

En medio de las especulaciones sobre la posibilidad de un acuerdo de unidad de la oposición, Roberto Lavagna fortaleció ayer su perfil antikirchnerista: sin confirmar su candidatura presidencial, descartó un acercamiento con Cristina Kirchner y marcó diferencias de fondo con el proyecto de la expresidenta.

"Con Cristina no he tenido ningún contacto y no pienso tener. Uno construye consensos con quienes no han creado la grieta", dijo Lavagna, en busca de tomar distancia del Gobierno y de la expresidenta.

"Uno tiene que estar dispuesto a conversar con cualquiera si tiene algún objetivo, si ha evaluado que esto puede contribuir en algo", manifestó, en declaraciones a las radios Mitre y La Red. Consultado sobre un eventual diálogo con Cristina, respondió: "En este momento diría que no porque a lo único que contribuye es a que se desdibujen ciertos límites que es bueno mantener".

El posicionamiento del referente de Argentina Federal se produjo justo en el momento en que la expresidenta intercambió gestos con Sergio Massa , otra de las figuras electorales del PJ no kirchnerista. Después de que se conoció el robo en las oficinas del Frente Renovador, Cristina posteó la noticia en Twitter y calificó el hecho de caso de "espionaje político". A lo que Massa respondió: "Trabajar para una Argentina diferente es una responsabilidad de todos".

Si bien el jefe del Frente Renovador descartó la posibilidad de compartir una boleta con la expresidenta, en los últimos meses se mostró más abierto al diálogo con el kirchnerismo y evitó críticas directas contra Cristina. Al tuit de la expresidenta le siguió un diálogo telefónico de Massa con Alberto Fernández, uno de los dirigentes que hoy visitan más seguido el Instituto Patria.

Contraste

Aunque se trató de un contacto puntual y aislado, el intercambio de gestos entre Cristina y el jefe del Frente Renovador les dio más relieve a las declaraciones de Lavagna.

El exministro no solo descartó un acuerdo electoral con la expresidenta, sino que además marcó diferencias de fondo con el kircherismo. A contramano de una de las consignas principales de Unidad Ciudadana, sostuvo que en la Argentina no hay presos políticos, "por lo menos en los términos de la información que hay disponible".

La otra diferencia apuntó a la fórmula a aplicar para salir de la crisis económica. Para el exministro, la clave no pasa por la redistribución del ingreso. "Se empieza por la creación de un consejo económico y social donde las partes sean capaces de sentarse en torno de una mesa e ir con el gobierno de turno", dijo Lavagna, y agregó: "No se sale repartiendo, porque no hay mucho para repartir, no hay nada para repartir. Lo que se busca es que el esfuerzo que hay que hacer para salir no sea de los sectores más bajos y medios".

La posición del exministro no generó reacciones públicas de parte de la dirigencia kirchnerista. En privado, insisten en restarle trascendencia a la candidatura de Lavagna. Argumentan que ni siquiera está garantizado que vaya a ser el postulante de Argentina Federal, dado que el resto de los precandidatos pretenden definir esa postulación a través de una elección primaria.

Mientras tanto, dicen en el Instituto Patria, Cristina seguirá trabajando para lograr un triunfo de la oposición a Cambiemos, tanto a nivel nacional como en las provincias. En esa clave inscriben la decisión de retirar las listas de candidatos en los comicios de Córdoba.

Pablo Carro, el dirigente que iba a encabezar la boleta, se enteró de la decisión sobre el filo de la inscripción de listas, por medio de una llamada de Máximo Kirchner. Tanto en Unidad Ciudadana como en el PJ provincial, que lidera el gobernador Juan Schiaretti, niegan que haya habido un acuerdo.

La definición, que cayó mal en el kirchnerismo de Córdoba, alcanzó las listas para la Legislatura, donde Unidad Ciudadana debía renovar cuatro bancas. Cerca de la expresidenta rechazaron que se trate de una señal que indique que ella será candidata o de que no competirá. "Persigue el objetivo de construir un triunfo del peronismo en todo el país", dijeron.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?