Los intendentes peronistas buscan apuntalar a Kicillof para evitar el corte de boleta

Los precandidatos a presidente y a gobernador de Buenos Aires del Frente de Todos, Alberto Fernández y Axel Kicillof, junto a los intendentes peronistas bonaerenses
Los precandidatos a presidente y a gobernador de Buenos Aires del Frente de Todos, Alberto Fernández y Axel Kicillof, junto a los intendentes peronistas bonaerenses Fuente: Télam
Temen perder la tracción de Cristina si los votantes optan por Vidal; señalan que el exministro aún tiene margen para crecer
María José Lucesole
(0)
22 de julio de 2019  

LA PLATA.- Los i ntendentes peronistas del Gran Buenos Aires tienen un nuevo desafío para los próximos quince días: lograr que mejore el nivel de conocimiento de su candidato a gobernador, Axel Kicillof.

El exministro de Economía mantiene aún 20 puntos de desconocimiento en cierto segmento del electorado, como el sur de la provincia y los barrios más profundos del conurbano, según se informó a LA NACION.

"Es el candidato más débil de la boleta", aseguran los intendentes cuando se apaga el grabador. Los mismos alcaldes que demoraron en poner sus nombres junto a la foto de Axel mientras que empapelaron el conurbano con fotos junto a Cristina Kirchner.

Los jefes comunales sostienen que la multiplicación de nombres propios en las boletas juega en contra de los anuncios tradicionales de campaña. Antes eran solo tres nombres: candidato a presidente, a gobernador y a intendente. Pero nadie está dispuesto a bajar de los carteles a Cristina Kirchner, ya que ella es el ancla que arrastra más votos en los barrios periféricos del Gran Buenos Aires. Es el plato fuerte del menú electoral, según afirman los alcaldes del PJ bonaerense que nunca se fueron al Frente Renovador.

"No te entra en un paredón Alberto, Cristina, Axel y el nombre del intendente, es muy largo", se sinceró un jefe comunal de la tercera sección electoral mientras advertía sobre los índices de desconocimiento que aún tiene el exministro de Economía como candidato a gobernador.

El aspirante a suceder a María Eugenia Vidal parece compartir el mismo concepto: en su último spot de campaña, que se llama "Una palabra", refuerza su vinculación con la expresidenta. No hay mención de Alberto Fernández. Mucho menos de Sergio Massa, ni del equipo de más de 60 intendentes que tienen que repartir sus boletas y fiscalizar sus votos.

"El cuerpo más débil es el de Axel. Tiene todavía un importante nivel de desconocimiento en un sector de la población. Pero tiene mucho margen para crecer", coincidieron tres alcaldes peronistas que participaron de la reunión de San Telmo con Kicillof y Fernández.

En esa reunión, los aspirantes a presidente y gobernador buscaron sanar las heridas que dejó el cierre de listas entre los jefes comunales.

Cinco de esos intendentes informaron que además se abordó la necesidad de unificar el discurso y enfocarse para instalar la figura del candidato a gobernador, que pierde frente a Vidal si se miden los dos contrincantes solos.

"Después de todo cierre quedan heridos. Pero pasa y cicatriza. No hay enojos", aseguró uno de los referentes del PJ provincial.

Lo cierto es que, para tratar de calmar los ánimos y contener a algunos barones del conurbano todavía incómodos, Kicillof sacó al ruedo un proyecto para regionalizar la provincia, que les daría más presupuesto y poder a los líderes de cada región.

El proyecto "aún se está analizando", dijeron los voceros de Kicillof. Tampoco tiene un borrador por escrito, agregaron.

"Ahora estamos enfocados para que se conozca Axel en los núcleos duros donde no hay tanto conocimiento", admitió un jefe comunal que es referente de la primera sección electoral.

Otro alcalde peronista del interior de la provincia argumentó: "Se trata de una coalición que se formó hace muy poco, con compañeros que hacía rato no estaban juntos y que tenían caminos distantes y postulados opuestos. No es lo mismo juntar 60 intendentes de Cambiemos en torno a una figura sólida, como María Eugenia Vidal, que nuestras reuniones, donde no hay tantas diferencias entre los intendentes y nuestro candidato a gobernador", dijo uno de los alcaldes que dialogaron con la nacion.

Diferencias

Siempre bajo estricto off the record, el mismo intendente peronista del interior admitió: "Está claro que en mi distrito no es lo mismo el nivel de conocimiento de Axel que el de Vidal. Acá hay más empuje local. Pero tiene más tracción la boleta de Alberto que la de Macri", aseguró.

"Axel tiene más para crecer", sostienen los alcaldes políticamente correctos. "Hoy no es el 2015. No se especula tanto con un corte de boleta. Hasta los intendentes que fueron muy cercanos a Vidal están desilusionados. Nadie va a repartir boleta corta con ella, porque Vidal es Macri", agregaron.

De todos modos, en el bloque de más de 60 intendentes peronistas hay algunos alcaldes a los que se mira con recelo. Son los que en algún momento se mostraron más cerca de Vidal que del PJ y luego volvieron, como Alejandro Granados (Ezeiza) o Mario Ishii (José C. Paz).

"Nuestra fortaleza es Cristina. Y el cuerpo más débil de la boleta es Axel -sostienen los alcaldes más recalcitrantes-. Pero no está el horno para bollos para salir con la boleta cortada. No hay espacio para que gane Macri o Vidal", sostienen. Y esperan que, a diferencia de 2015, esta vez no juegue cada uno a salvar su propio pellejo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.