Los salarios de los docentes argentinos, entre los más bajos del mundo

Un informe de la OCDE ubica a la Argentina en el anteúltimo puesto sobre 37 países; comenzó la paritaria bonaerense
Un informe de la OCDE ubica a la Argentina en el anteúltimo puesto sobre 37 países; comenzó la paritaria bonaerense Crédito: SUTEBA
Alejandro Horvat
(0)
14 de febrero de 2019  

En el comienzo de la negociación salarial con los gremios docentes bonaerenses, se conoció un informe que indica que los salarios de los docentes argentinos no solo perdieron el año pasado frente a la inflación, sino que además se ubicaron en 2018, en el anteúltimo puesto de los 37 países considerados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La estadística toma relevancia cuando en 11 de las 24 provincias la negociación está en curso. En Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal ofertó ayer una suba automática cada tres meses en línea con la inflación en su primer encuentro cara a cara con el Frente Gremial. Los gremios evaluarán la propuesta, aunque anticiparon que pretenden recuperar un 15% de lo que fue el alza de 2018 y luego empezar a discutir el aumento de 2019. El año pasado en Buenos Aires hubo 29 paros y la paritaria se resolvió de manera unilateral, con una suba de 32% más un pago extra.

Entre septiembre de 2017 y 2018, la inflación según el Indec fue del 40,5%, mientras que el ingreso mensual de los docentes, en promedio entre todas las provincias argentinas, aumentó un 20,2%, según un informe difundido por el Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA), que pertenece a la Universidad de Belgrano.

"Los docentes no consiguieron sostener su poder adquisitivo. Esta situación afecta aún más a los maestros de provincias en las cuales el salario docente no alcanza siquiera la media nacional, por debajo de los 20.000 pesos mensuales. Tal es el caso de Formosa, Mendoza, Corrientes, Misiones, Chaco, Santiago del Estero y La Rioja", señaló Alieto Guadagni, director del CEA.

El reporte también advierte una amplia disparidad en el salario de los docentes de las 24 jurisdicciones que componen el país. Tierra del Fuego, Santa Cruz y Córdoba son las provincias con salarios más altos, mientras que Corrientes, Formosa y Santiago del Estero son las provincias en las que los maestros perciben menos ingresos. Los polos opuestos son Tierra del Fuego ($27.916) y Formosa ($15.200), según datos del Ministerio de Educación.

El salario docente argentino no solo parece diluirse frente a los precios internos, sino que se empequeñece cuando se lo compara con el de los países con mejor nivel educativo del mundo. En la Argentina, el promedio anual es de US$19.741, mientras que al tope del ranking está Luxemburgo, con US$90.782. Costa Rica es el país latinoamericano en donde los docentes están mejor pagos (US$28.165). El promedio de la OCDE es de US$41.884.

Brecha con otros países

"Los salarios de docentes de la Argentina se ubicaban en diciembre de 2017 en el puesto 34º entre 37 países analizados por la OCDE, con una cifra anual de 19.741,33 dólares de igual poder de compra (PPA). Es decir que no alcanzaban ni la mitad de la media de los países cuyos datos publica la OCDE.

"De los 33 países mejor ubicados que la Argentina, los primeros cinco triplicaban los valores salariales anuales respecto al de nuestros docentes. En tanto que los siguientes 15 los duplicaban", comentó Guadagni. Además, de los mencionados anteriormente, otros países que forman parte de la OCDE son: Canadá, Estados Unidos, Turquía, Reino Unido, España, Noruega e Islandia.

Las naciones que más han avanzado en materia educativa son aquellas que tienen como prioridad jerarquizar el trabajo que realizan los profesores y apuntan a que los mejores alumnos de las escuelas secundarias sean los docentes del mañana. "Desde ya que esto exige que la profesión sea plenamente reconocida con mejores niveles salariales. Esta es la gran tarea que tenemos por delante", concluyó Guadagni.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.