Los viejos acuerdos que firmó con el Grupo Clarín

En 2001 y 2004, Boudou negoció acuerdos de un canal de cable
Hugo Alconada Mon
(0)
27 de mayo de 2012  

Socios en Ecoplata, Fernando Piovano y José María Núñez Carmona no terminaron bien. Ni en esa empresa, ni tampoco en otro emprendimiento que abarcó dos firmas y un contrato: el canal de cable CCTV, el servicio postal OM Buenos Aires SA y la distribución de las facturas y las revistas de ese cable.

Más relevante, la pelea finalizó en juicio, que terminó por pagar Multicanal, del Grupo Clarín.

Todo ocurrió a fines de los 90, cuando Piovano lanzó CCTV, para luego vendérselo a Multicanal, mientras que le vendió a Núñez Carmona un contrato para la distribución postal por 10 años, pero que el socio de Boudou consideró luego fraguado y lo demandó. Desde hace al menos cinco años protagonizan un juicio por daños y perjuicios (expediente 9916) en el Juzgado Civil y Comercial N° 14 de Mar del Plata, según verificó LA NACION.

Cuando CCTV pasó a manos de Multicanal, más allá de ese juicio en marcha, el Grupo Clarín decidió negociar un acuerdo. Lo firmó Boudou, como titular de la sociedad que aún comparte con Núñez Carmona, Inversiones Inmobiliarias Aspen. Fue en un estudio jurídico porteño, el 3 de agosto de 2001, por 336.000 dólares, a pagar en 21 cuotas, más una cuenta de publicidad por 400.000 segundos.

A ese primer acuerdo, sin embargo, se sumó otro "convenio de cancelación de deuda". Y a diferencia del anterior, lo firmó Núñez Carmona, por otros 279.971,04 pesos (en vez de dólares), más otros 453.322,46 pesos en segundos de publicidad.

Sólo uno de esos dos convenios, según reconstruyó LA NACION, se presentó ante los empleados y acreedores de OM Buenos Aires, aunque el estallido de la convertibilidad y la pesificación asimétrica forzaron una renegociación del acuerdo con Multicanal.

Así fue como Boudou firmó un segundo convenio "por reajuste de precios" con abogados del Grupo Clarín. Fue en enero de 2004 y con dos tramos. El primero por 179.000 segundos de publicidad -equivalente a unos 216.359,18 dólares-, más otro por 325.000 segundos. Es decir, un total de 504.000 segundos que equivaldrían a poco más de 600.000 dólares.

Muchos de esos segundos de publicidad se canalizaron entonces a través de Action Media SA, la firma en la que aparecían la hermana de Núñez Carmona, Leticia, y el hoy subsecretario de Servicios Financieros del Ministerio de Economía, Guido Forcieri. Entre sus clientes descollaron la firma de ropa GAP y dos conocidos emprendimientos de Mar del Plata: Sauro y Rossi.

Sin embargo, Núñez Carmona no se quedó quieto. También cedió tramos de sus reclamos contra Multicanal a sus colaboradores, que también cobraron. Entre otros a su otrora novia y prima de Alejandro Vandenbroele, Guadalupe Escaray -escritura fechada el 27 de mayo de 1998-, y a la firma OMEX SA, en la que figura Juan Claudio Tristán, hoy presidente del Correo Argentino.

Al abogado, además de compañero de colegio y de rugby de ambos, Franklin Llan de Rosos, sin embargo, Boudou y, en especial, Núñez Carmona le dijeron que nunca cobraron todo lo acordado por problemas con la publicidad. La amistad entre ellos se terminó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.