Luis Majul: "Alberto Fernández y Cristina Kirchner, pónganse de acuerdo"

Luis Majul, en LN+

14:35
Video
Luis Majul
(0)
28 de mayo de 2020  • 21:21

  • Este es un breve y amable mensaje para el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Kirchner. O para las dos corrientes ideológicas que atraviesan el Frente de Todos. El mensaje es: pónganse de acuerdo.
  • Pónganse de acuerdo: o tenemos que transformarnos, cuanto antes, como dice el notable actor, y pseudo-militante Dady Brieva, en la Venezuela de Nicolás Maduro, o tenemos que aspirar a ser como Noruega o Finlandia, como soñó, en algún momento, el candidato a presidente de Cristina Kirchner, Alberto Fernández.
  • Porque esto decía Alberto el 18 de junio de 2019 en el programa que tenía en YouTube Cynthia García denominado El último semestre.
  • "Yo siempre digo lo mismo. Me quiero parecer a Finlandia. Me quiero parecer a Noruega. Quiero un Estado presente. Dándoles educación a los chicos, dándoles certezas a los adultos y dándoles la seguridad de una vejez digna a los más viejos. Esto no es lo que hacen Cuba. Lo hace Noruega. Lo hace Finlandia", señalaba el Presidente en ese entonces.
  • Y esto es lo que dice el vocero extraoficial del cristinismo Dady Brieva: (va desde la botoneada hasta Venezuela). Sin embargo, primero le vamos a informar a Dady Brieva como está Venezuela hoy.
  • La gente hace varias horas de cola por día para comprar alimentos.
  • 4 millones de personas abandonaron el país durante 2018 y 2019.
  • El salario mínimo, el equivalente a siete dólares por mes, cubre solo el 5 por ciento de la canasta básica de alimentos.
  • Entre noviembre de 2018 y febrero de 2019, más de 1500 personas murieron por falta de suministro o atención en los hospitales públicos y privados.
  • Después están las cosas que a Dady quizá no le molesten porque no se trata de sus amigos, pero a nosotros sí.
  • Solo durante 2018 se registraron 5287 muertes por "resistencia a la autoridad".
  • Y entre el primero de enero y el 19 de mayo de 2019, otras 1569 personas fueron asesinadas.
  • Con todo respeto, no creo que Dady Brieva, quien se habrá ganado la vida en buena ley, aguante una semana viviendo en Caracas. Pero ahora hablemos de la intencionalidad profunda de su discurso. ¿Por qué quiere echar a Carlos Stornelli? ¿Por qué es uno de los fiscales de los Cuadernos de las coimas?
  • ¿Por qué quiere terminar con los periodistas? Sencillamente porque informamos sobre las causas de corrupción en las que Cristina está imputada? Eso, en el barrio donde nací, un barrio de clase media baja se llama botoneada, vigilanteada. Y en el peor de los sentidos, el que define a un alcahuete.
  • Porque Dady, al hablar así de otros argentinos, con los que hace pocos años compartió micrófono, hace las veces de alcahuete.
  • Y ya que hablamos de código de barrio, como le gustaría a Dady, nacional y popular, en mi barrio, también se diría que los que hablan mucho, los que boquean mucho, en la vida real, cuando las papas queman, no son tan valientes. Es decir: su bravuconeada es inversamente proporcional a su coraje.
  • ¿No es necesario decirte que Dady es Cristina, no? Que, como buen alcahuete, no abriría la boca sin pedir permiso a ella o a los chicos grandes de La Cámpora, ¿no?
  • Pero no perdamos más tiempo con Dady, volvamos al eje de la cuestión. Vamos de nuevo: pónganse de acuerdo.
  • O desde el Gobierno quieren quedarse con una parte de las empresas a las que el Estado está compensando por el desastre del Covid-19, como planteó Fernanda Vallejos y tardaron una vida en desmentirla, o quedarse con las compañías, "es una idea loca" como acaba de decir el Presidente hoy, en un acto público y político, en Formosa.
  • Porque el mundo, en el medio de la pandemia, nos está mirando, y se pregunta, como nos preguntamos los argentinos: cuál es el proyecto de país que tiene este Gobierno, una vez que termine la ola de contagios del Covid-19. En serio: pónganse de acuerdo.
  • Porque no puede, ni el Presidente ni el resto del oficialismo, por un lado, decir que los que pretenden flexibilizar la cuarentena están a favor de la muerte, son unos traidores a la patria o casi unos asesinos, y por otro lado, y al mismo tiempo, participar de la reapertura de las fábricas de Volswagen, en Pacheco, y la de Toyota, en Zárate. Pónganse de acuerdo.
  • Porque no pueden, por un lado, plantear la idea de que es la ciudad de Buenos Aires la que irradia el virus hacia el resto de la Argentina, y por el otro no discriminar las cifras de cada distrito de la provincia. No pueden decir, por un lado que, los cuidan, y por el otro, no registrar cuántos son los contagiados en todos los barrios carenciados y populares, porque, según el ministro de Salud, eso sería estigmatizar a los pobres. Pónganse de acuerdo.
  • O quieren una justicia transparente ydesvinculada de lo peor de los servicios de inteligencia, como plantea el Presidente y piensan Gustavo Béliz, Vilma Ibarra y Marcela Losardo, o defienden, en el Consejo de la Magistratura, a Rodolfo Canicoba Corral, el más controvertido de los jueces federales de Comodoro Py.
  • Canicoba Corral está acusado de haberle pedido plata a Omar Caballo Suárez, exsecretario General del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), para pasarlo de la cárcel a su casa; de enriquecimiento ilícito y de haber cerrado con demasiada premura la causa que involucraba a Gustavo Arribas en el Lavajato.
  • Y finalmente, pónganse de acuerdo. O se definen como un gobierno que cree en el rol del estado para mejorarle la vida a la gente o usan los datos del estado para escrachar a quienes no les caen simpáticos, como hicieron con las personas y las empresas que aparecen recibiendo una compensación justa por haber sido obligadas a dejar de producir por el propio estado.
  • Y un último mensaje dentro del mismo y respetuoso mensaje: terminen con las operetas, cada vez se les nota más los hilos a las marionetas.

Por: Luis Majul
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.