Macri delega en Frigerio y Pichetto el diálogo con el kirchnerismo

El Presidente abrió una vía de comunicación con Alberto Fernández tras el triunfo opositor en las PASO
El Presidente abrió una vía de comunicación con Alberto Fernández tras el triunfo opositor en las PASO Crédito: Ministerio de Interior
Jaime Rosemberg
(0)
19 de agosto de 2019  • 16:41

Sin mencionar la palabra transición, y con el objetivo de "convivir" con el ganador de las PASO, el presidente Mauricio Macri delegó en el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el senador Miguel Angel Pichetto el "necesario diálogo" con Alberto Fernández, el candidato más votado en las internas del domingo 11 pasado.

"Ellos van a ser los interlocutores con el albertismo. Hay que convivir con ellos estos meses, y es irreal no promover el diálogo", afirmó a LA NACION una altísima fuente partidaria con acceso al pensamiento del Presidente.

La "intermediación", que Frigerio ya desarrolla de manera informal desde la noche misma de la elección, llega como consecuencia del pedido de Horacio Rodríguez Larreta y -en menor medida- d e María Eugenia Vidal, temerosos de que el tembladeral económico termine llevándose consigo al principal bastión de Pro, la ciudad de Buenos Aires, y algunas intendencias "ganables", como Vicente López, en la provincia de Buenos Aires.

La elección de Frigerio y Pichetto como referentes llega en coincidencia con las duras críticas que viene recibiendo Marcos Peña, responsable de la campaña nacional de Juntos por el Cambio. Más allá de la ratificación presidencial y su continuidad en el cargo, el jefe de gabinete estará fuera del diálogo político, que desde el Gobierno relacionan directamente con la gobernabilidad.

Cerca del ministro del Interior afirman que los contactos con Fernández se dieron, "por orden del Presidente", desde que Frigerio saludó al candidato del Frente de Todo, el lunes 12. "A nadie le sirve que la situación social se complique y que haya inestabilidad cambiaria", afirmó un funcionario con conocimiento de la decisión presidencial. Los contactos posteriores derivaron, además, en el diálogo telefónico entre Macri y Fernández, el miércoles pasado.

"Los diálogos surtieron efecto. Por unos días el dólar se calmó y hubo mayor estabilidad", afirmó una fuente del oficialismo.

Frigerio -que también dialogó con los kirchneristas como Eduardo de Pedro y Jorge Landau- no fue, por cierto, el único oficialista en hablar con Fernández: sin la venia de Balcarce 50 el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el diputado Daniel Lipovetzky (ambos distanciados por distintas razones de la Casa Rosada) también lo felicitaron por el triunfo.

Cerca de Pichetto, en cambio, sostienen que el senador rionegrino se opone a darse por vencido, y que hablar con el candidato a presidente del kirchnerismo equivaldría a tirar la toalla. "¿ Para qué vamos a hablar? ¿Y de qué?", insistían en el entorno del senador y candidato a vicepresidente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.