Mauricio Macri: un llamado a votar y a "no volver al pasado"

Macri, el viernes en Corrientes
Macri, el viernes en Corrientes Crédito: Juntos por el Cambio
El oficialismo incentiva la participación para reducir la ventaja que exhibe Fernández
Santiago Dapelo
(0)
5 de agosto de 2019  

Acentuar el contraste, repetir como un mantra que "no hay que volver atrás", pero, por sobre todo, el mensaje prioritario será uno: "Vayan a votar". Sin fórmulas secretas. Más bien, todo lo contrario. Mauricio Macri reservó el final de la campaña para estar en los cuatro distritos que considera que podrían darle los votos que necesita para llegar al próximo domingo en una situación de paridad con la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Rosario, la ciudad de Buenos Aires, Córdoba y la provincia de Buenos Aires, ese es el cronograma de actos que tiene previsto el Presidente para los últimos cuatro días de campaña de las PASO. En todos los casos serán actos chicos, sin grandes movilizaciones de gente.

Macri está "confiado", destacaron desde su entorno. Si bien las campañas electorales no son de su agrado, el Presidente está disfrutando lo que será su última batalla electoral como candidato. "Vamos a hacer una mejor elección que en las primarias de 2015", adelantó uno de los hombres de su confianza. Hace cuatro años, Macri quedó nueve puntos detrás de Daniel Scioli.

En el Gobierno ya asumieron que el domingo Macri quedará en segundo lugar. Un "sustito", como lo definió la diputada Elisa Carrió en la Exposición Rural. "Estamos cada vez más cerca, pero todavía abajo", describió un hombre con acceso diario al despacho presidencial. Pero no hay pesimismo. "Fue así en 2015 y en 2017", argumentan.

El objetivo es llegar a la marca que Cambiemos logró en 2017, cuando superó el 41% a nivel nacional. Los números en el centro del país generan buena expectativa, pero aún la diferencia en el conurbano bonaerense es amplia a favor del kirchnerismo.

"Estamos entre seis y cuatro puntos abajo. Si termina en una diferencia más chica, descorchamos", avisaron desde el comando electoral bonaerense.

Macri, junto al gobernador Valdés, el viernes en Corrientes
Macri, junto al gobernador Valdés, el viernes en Corrientes Crédito: Juntos por el Cambio

La maquinaria electoral macrista se prepara para el sprint final. Anteayer, al igual que hace una semana, hubo recorridas, timbreos y mucho movimiento callejero. La cercanía y "escuchar y contener" a los desencantados es uno de los objetivos centrales. Pero a partir de ahora es tiempo de ir a los principales distritos. Así, el comando de campaña seleccionó a Rosario para comenzar el tour final.

Macri y su candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, estarán hoy en la ciudad santafesina en un acto 360. En ese auditorio el Presidente insistirá en la estrategia "madre" que adelantó LA NACION: subir la temperatura de la campaña para lograr un alto nivel de participación.

Al día siguiente, Macri encabezará, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el acto de cierre de la campaña porteña en el microestadio de Ferro Carril Oeste, del que también participará la gobernadora María Eugenia Vidal.

Macri y Rodríguez Larreta -que se encamina hacia un triunfo en primera vuelta- estarán acompañados por el resto de los candidatos porteños de Juntos por el Cambio, como Martín Lousteau (Senado) y Maxi Ferraro (Diputados). Mañana será el turno de Córdoba, distrito que Macri considera prioritario. Fue esa provincia, la tercera en tamaño electoral y la que ya visitó en 20 oportunidades, que le dio el triunfo en 2015. Junto a Pichetto se presentará en la Plaza de la Música. Finalmente, aunque cerca de Macri aseguraron que no tiene nada que ver con las cábalas, el cierre se realizará en la primera sección electoral, más precisamente en el Centro Asturiano de Vicente López, donde el Presidente y Vidal cerraron las campañas en 2015 y 2017. El viernes, Macri tendrá actividad de gestión en Olivos y, por la noche, se irá a la quinta familiar Los Abrojos, en Malvinas Argentinas.

El domingo, al igual que en las últimas elecciones, el Presidente recibirá a parte de su equipo ahí -almorzarán, como en 2015 y 2017, milanesas- y por la noche irá a Costa Salguero, el búnker que le dio las últimas alegrías.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.