Massa armó un interbloque con exmacristas y otros aliados para llegar al quorum

Crédito: Silvana Colombo
Laura Serra
(0)
4 de diciembre de 2019  • 00:02

Fue una reunión en la que se exaltó, sobre todo, la unidad del peronismo. El presidente electo, Alberto Fernández, fue el invitado especial del primer encuentro del bloque de diputados del Frente de Todos, en el que Máximo Kirchner quedó consagrado como su jefe. Comandará una bancada de al menos 120 legisladores, la primera minoría del cuerpo, y ya se aseguró el apoyo de otros ocho diputados aliados para alcanzar el quorum.

Fernández aprovechó la primera reunión del que será el futuro bloque oficialista para insistir en la necesidad de preservar la unidad del espacio. "Quieren dividirnos a Cristina y a mí, a Sergio y a mí, a Sergio y a Cristina. Les doy a ellos una mala noticia: nosotros aprendimos y no vamos a dividirnos más, porque nos puede salir otro [Mauricio] Macri, no vamos a hacerlo otra vez", enfatizó el presidente electo, lo que desató una ola de aplausos.

No pudo disimular su emoción cuando, al elogiar a Máximo Kirchner, recordó a su padre, el expresidente Néstor Kirchner. "[Máximo] Heredó lo mejor de Néstor. Les presta atención a todos por igual, para él no hay dirigentes importantes y menos importantes, hay compañeros. Así fue tu padre, no flaquees", ensalzó el presidente electo.

Acto seguido, presentó a Sergio Massa como el futuro presidente de la Cámara baja. "Es, de su generación, el que más se preparó para ser presidente. La Argentina le va a dar la oportunidad, estoy seguro", enfatizó.

"Esta unidad del peronismo era incompleta sin Massa", elogió.

Frente a los legisladores de su espacio, Fernández exaltó también la "generosidad" de Cristina Kirchner.

"Tiene una enorme vocación de ayudar a hacer las cosas bien, sin imposiciones ni exigencias. Todos hemos madurado lo necesario para hacer las cosas bien", enfatizó Fernández, e instó a que el bloque del Frente de Todos "sea un lugar de debate, no de obediencia". Y, tal vez para evitar deserciones, dijo: "Animémonos a plantear nuestras diferencias, pero también a respetar las decisiones del colectivo cuando se toman".

La reunión sirvió además como despedida de Agustín Rossi, quien pasado mañana será confirmado como ministro de Defensa. "Lamento robarles un presidente de bloque, pero lo necesitamos", aseguró Fernández, entre aplausos, y agregó que a pesar de su decisión de no repetir nombres en el gabinete, "hay algunos que hacen mucha falta y Agustín es uno de esos casos".

A su turno, Máximo Kirchner agradeció los apoyos y pidió a su tropa compromiso en la tarea parlamentaria y unidad del espacio. Asimismo, ratificó su decisión de que la mitad de las comisiones que le corresponderán al Frente de Todos serán presididas por mujeres.

"En esta coyuntura tan difícil, necesitamos más que nunca el apoyo de todos", enfatizó el hijo de la expresidenta.

La presencia de Fernández en el Congreso se produjo en las vísperas de la ceremonia de jura de los 130 diputados elegidos el 27 de octubre pasado. En esta sesión, que se celebrará hoy al mediodía, quedarán conformados los bloques y se designarán las autoridades del cuerpo.

Aporte decisivo

El Frente de Todos, primera minoría, tendrá un piso de 120 diputados, y si bien no tendrá mayoría propia, estará a tiro de alcanzar el quorum con el aporte de un nuevo interbloque, llamado Unidad y Equidad Federal, un mosaico de ocho legisladores que a último momento articuló Massa, tras arrebatarle a Juntos por el Cambio tres diputados: Pablo Ansaloni (Buenos Aires), Antonio Carambia (Santa Cruz) y Beatriz Ávila (Tucumán).

Este flamante interbloque, que será presidido por el legislador mendocino José Luis Ramón, estará integrado, además, por Luis Digiácomo (Río Negro) y los misioneros Ricardo Wellbach, Diego Sartori y Flavia Morales, del Frente de la Concordia. No quisieron formar parte del bloque del Frente de Todos para preservar su independencia, pero ya se anticiparon como un puntal de apoyo de Massa.

En una posición más equidistante del futuro oficialismo, el Interbloque Federal también anunció ayer su conformación con diez integrantes, en su mayoría referentes del excandidato a presidente Roberto Lavagna. Estará presidido por el diputado Eduardo "Bali" Bucca, y estará integrado por los cuatro diputados de Juntos por Córdoba -que responden al gobernador Juan Schiaretti-; el salteño Andrés Zottos; los bonaerenses Graciela Camaño y Alejandro Rodríguez, y los santafesinos Luis Contigiani (Frente Cívico y Social) y Enrique Estévez (Socialista).

"Nuestra intención es contribuir a la gobernabilidad y al equilibrio de los poderes", anticipó Bucca al confirmar la integración del nuevo interbloque.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.