Camioneros reclama la afiliación de una parte del personal de Mercado Libre

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Camioneros reclama la afiliación a su gremio del personal que la empresa destina al nuevo complejo
Esteban Lafuente
(0)
7 de abril de 2019  

La apertura de un centro logístico operado por Mercado Libre cerca del Mercado Central abrió la puerta a un conflicto sindical que amenaza con escalar en las próximas semanas. De un lado, Marcos Galperin, fundador de la compañía de comercio electrónico valuada en US$22.687 millones y uno de los hombres de negocios de mejor sintonía con el presidente Mauricio Macri . Del otro, la familia Moyano, enfrentada con el Gobierno, que reclama que los 80 empleados que trabajan en el lugar deben ser afiliados del sindicato de camioneros.

La disputa comenzó recientemente, luego del inicio de la operación del complejo logístico, el primero de este tipo que la compañía opera en el país, luego de iniciativas similares en Brasil y México. Para su funcionamiento, Mercado Libre asignó sus 80 operarios a la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga, encabezado por Daniel Vila. En ese proceso, firmaron con el gremio un convenio colectivo especial para la empresa, que fue homologado por el Ministerio de Producción y Trabajo, a cargo de Dante Sica .

La iniciativa de la empresa encontró resistencia en el sindicato de camioneros, que encabeza Hugo Moyano . El exjefe de la CGT sospecha que el montaje del centro de almacenamiento y distribución golpearía el negocio de diferentes compañías de correo postal privado, donde rige el convenio 40/89, el de los camioneros. Las elucubraciones de Moyano van incluso más allá: cree que podría ser el primer paso para que Marcos Galperin, el dueño de Mercado Libre, se quede con OCA, la firma postal más grande del país, decretada en quiebra por una millonaria deuda con la AFIP. En OCA, a la que Moyano consideró casi como propia, se desempeñan 7000 empleados, de los cuales 6300 son afiliados de Camioneros.

"Lo de Mercado Libre no es un conflicto de encuadramiento sindical, sino que están en riesgo muchos puestos de trabajo de OCA, Andreani, Ocasa, Urbano. Por orden del Gobierno, la empresa no quiere tener vínculo con Camioneros porque quieren reducir los costos laborales a toda costa. Es algo político. Así me lo comunicó la empresa", dijo a LA NACION Marcelo Aparicio, el número tres del sindicato y quien habría negociado telefónicamente con Galperin el eventual desembarco de los camioneros en la planta del Mercado Central.

Planteo desmedido

"Es un despropósito el planteo", sostienen en Mercado Libre, en diálogo con LA NACION. Según indican, tras el inicio de la operación del complejo hubo contactos informales con el gremio de Moyano, donde se insinuó un posible endurecimiento del conflicto.

"Por ahora tenemos diálogo, escuchamos sus argumentos y entendemos que ellos [por Camioneros] no estén de acuerdo, pero no aceptamos el reclamo porque hicimos lo que dice la ley. No hay ninguna negociación en marcha", afirman.

El centro logístico de Mercado Libre en Villa Madero, cerca del Mercado Central, replica iniciativas similares que la compañía ya opera en Brasil y México. Su construcción comenzó el año pasado y demandó una inversión de $725 millones junto a la firma Plaza Logística. Semanas atrás, se habilitaron los primeros 35.000 m2 de un complejo que proyecta una segunda etapa y sumar 30.000 m2 en julio.

Allí, la compañía recibe productos de vendedores que utilizan su plataforma y se encarga de gestionar la logística de los envíos. Los 80 operarios se encargan de recibir paquetes, clasificar la mercadería, guardarlos temporalmente y armar los paquetes que luego son retirados por diferentes empresas de correo.

La pulseada entre Galperin y los Moyano recién comienza. La tensión está latente por la complicada situación de OCA y la eventual pérdida de puestos de trabajos en el resto de las empresas postales, algo que, según el jefe camionero, sería una consecuencia del megaproyecto de Mercado Libre.

El empresario dejó, además, en claro públicamente que prefiere no tener vínculo con Camioneros. "Ya tenemos un convenio colectivo con Carga y Descarga, que es el correcto y el que aprobó el Ministerio de Producción y Trabajo", informaron en la empresa, según Infobae.

Mucho tuvo que ver en el imperio sobre ruedas que construyó Moyano una reforma estatutaria convalidada por el Ministerio de Trabajo, en 2003, con el kirchnerismo recién llegado al poder. Esto amplió las funciones del sector.

Desde entonces, al sindicato le corresponde la afiliación no solo de los que conducen los vehículos, sino también de los empleados de carga y descarga y quienes cumplen tareas de depósito.

Así es cómo el modificado encuadramiento sindical le sumó al jefe camionero miles de afiliados de diferentes rubros. La ampliación de poderes obligó a Moyano a modificar las siglas de la federación: agregó la palabra "logística", un término clave en la renovada enciclopedia camionera para avanzar en tareas que históricamente les correspondían a otros sindicatos.

Con la colaboración de Nicolás Balinotti

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.