Son 8 los muertos por los saqueos y se mantiene la tensión en varias provincias del país