El Gobierno dice que el gesto a Brasil de Donald Trump no afecta el trato con el FMI

En la Cancillería aseguran que ingresar al organismo "hoy traería más complicaciones que beneficios"
En la Cancillería aseguran que ingresar al organismo "hoy traería más complicaciones que beneficios"
Jaime Rosemberg
(0)
15 de enero de 2020  • 12:57

La recomendación que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hará a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ( OCDE) para que acepte el ingreso de Brasil a esa entidad no sorprendió al gobierno de Alberto Fernández. La reacción oficial fue calificar de "lógica" la decisión del presidente norteamericano, y a la vez desligar esta iniciativa de la negociación con el FMI, en la que el Gobierno espera el apoyo de la principal potencia mundial.

"Es una decisión lógica. [Jair] Bolsonaro es un trumpista de la primera hora, y es totalmente lógico que Brasil ocupe ahora ese lugar. Para nosotros, ingresar en la OCDE hoy traería más complicaciones que beneficios", afirmaron a LA NACION desde la Cancillería, que encabeza Felipe Solá. "No percibo una gran preocupación o que alguien se rasgue las vestiduras por este tema", afirmaron cerca del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Hace exactamente un año Trump había recomendado el ingreso de la Argentina a la OCDE, lo mismo que ahora hizo con Brasil. Fue en el último tramo del gobierno de Mauricio Macri y a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo. Desde la Cancillería evaluaron el cambio como "razonable", en el actual contexto político de la región. "El año pasado Trump apoyó a la Argentina y no pasó nada. Bolsonaro se sintió legítimamente enojado y ahora lo benefician con esa recomendación, aunque el trámite es muy complejo y va a llevar años", continuaron las fuentes oficiales.

La necesidad de contar con el aval del exclusivo club de 36 países miembros (entre ellos, Chile y Colombia), y sobre todo las exigencias en materia económica (reformas laborales, previsionales y tributarias, seguridad jurídica y normas de transparencia en el contexto de una economía de mercado abierta), confluyen, para que el Gobierno dejara de enfocarse en intentar ingresar a la OCDE (como lo hizo la gestión macrista). "Se establecen condiciones que la Argentina no está en condiciones de cumplir en este contexto económico precario que estamos pasando", agregó una fuente oficial.

La explosión social vivida por Chile a fines del año pasado es, para el Gobierno, una muestra de que el ingreso a la OCDE no garantiza "bienestar" para sus integrantes. "Chile era el emblema de los beneficios que podrían venir para los países que se incorporaran, y ahora eso está por lo menos en duda. Y Colombia, a quien le dieron el ingreso, todavía no formalizó porque no cumplió con todo lo que se le pide", afirmaron fuentes diplomáticas.

Nada cambia

En el Gobierno aseguran que la decisión del gobierno norteamericano "no cambia" el estado de las relaciones diplomáticas con Washington. A pesar de los cortocircuitos por la presencia de funcionarios chavistas como el ministro Jorge Rodríguez en la asunción de Fernández, o la queja formal de Washington por la tácita autorización para las actividades políticas del expresidente de Bolivia Evo Morales en el país, la Casa Rosada espera el crucial respaldo de Trump en las negociaciones con el FMI.

"Queremos tener las mejores relaciones posibles con Estados Unidos, dentro de nuestra visión de cercanía con Latinoamérica", afirmaron cerca del Presidente. Y afirmaron que, en conflictos como el de Venezuela, "quedó claro que nuestra posición, cercana a México y Uruguay, es la que más ayuda a encontrar soluciones, y a Estados Unidos también le sirve que sostengamos esas posturas dialoguistas", coincidieron dos voceros oficiales.

A inicios de febrero, y mientras se espera el inicio de la negociación con el FMI, un grupo de parlamentarios norteamericanos se verá con Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

Desde la oposición, en cambio, la mirada es diferente. "A Estados Unidos le preocupan temas como Irán, y los temas más pequeños les interesan a unos pocos funcionarios. Como no conocen tantos detalles, para ellos todo es blanco o negro, o estás con ellos o en contra. Si es negro, es negro en todos los temas y se pagan costos", expresó un referente macrista que conoce la relación con Estados Unidos desde adentro. "Para nuestro gobierno era importante estar en la OCDE, pero no para nosotros, sino para la Argentina, y para que nuestra integración al mundo no dependiese del signo político que gobierna", agregó a LA NACION Fulvio Pompeo, exsecretario de Asuntos Estratégicos y actual secretario de Relaciones Internacionales de Pro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.